AUDI AMPLÍA LA GAMA A6 CON TRES NUEVAS VERSIONES

El nuevo Audi A6, que inició su comercialización hace tan sólo unos meses, recibe ahora nuevas versiones que enriquecen a una gama ya de por sí muy variada y atractiva. Por un lado, el motor 2.4 de gasolina y 177 caballos de potencia, que hasta la fecha sólo estaba disponible con caja de cambios manual, aumenta la oferta con la incorporación de una transmisión automática de variación continua multitronic. De forma similar, pero a la inversa, el A6 3.2 FSI quattro añade una versión con caja de cambios manual de seis velocidades a la tiptronic que montaba de momento en exclusiva. Y, por último, un nuevo motor diesel, el 2.0 TDI viene a complementar la oferta en mecánicas de gasóleo, donde el 3.0 TDI de 225 caballos era la única alternativa existente en el instante del lanzamiento.

El motor 2.4 es el básico de la gama Audi A6 de gasolina y la caja de cambios automática multitronic es la primera de este tipo que llega al nuevo modelo. Se trata de una transmisión moderna, que utiliza ya el A8, con siete velocidades, gracias a lo cual se consigue el rendimiento óptimo en todo momento y el consumo de combustible se ve reducido cuando mantenemos una velocidad constante, por ejemplo en autopista. Este avanzado sistema de cambio puede ser utilizado en modo manual, bien través de la palanca convencional, o por medio de unas levas muy cómodas colocadas junto al volante. También ofrece dos opciones de utilización: “D” para una conducción normal y “S” para sacar el máximo partido al motor, porque al alargar el momento de cambiar a una marcha superior consigue unas mejores prestaciones y un mayor dinamismo.

Otra de las innovaciones técnicas que se pueden encontrar en el Audi A6 2.4 multitronic es el control de arranque en cuestas (HHC, Hill Hold Control). Se trata de un mecanismo mediante el cual, cuando estamos parados en una pendiente y queremos reanudar la marcha, el coche se mantiene con el freno activado una vez que soltamos el pie del pedal y hasta que aceleramos lo suficiente para iniciar el desplazamiento hacia adelante. Con ello se facilita la maniobra de arranque en cuesta, en la que a veces el vehículo se va hacia atrás si no se hace la operación con la rapidez suficiente.

El equipamiento de esta versión multitronic es idéntico al del modelo con caja de cambios manual y su precio de venta al público es de 40.190 euros, con impuestos incluidos.

La segunda novedad en la gama Audi A6 afecta a la variante con el motor 3.2 de gasolina e inyección directa, de 255 caballos. Más del 80 por ciento de las ventas de este modelo son de su versión con tracción integral (quattro), a pesar de que hasta la fecha únicamente disponía de la caja de cambios automática tiptronic de seis velocidades. Ahora, el A6 3.2 FSI quattro se refuerza con la opción de una transmisión manual, también de seis velocidades, para aquellos conductores que quieren seguir teniendo ese plus de deportividad, incluso en una berlina del segmento premium.

El equipamiento entre los modelos de cambio automático y manual no varía, salvo el sistema de apertura y arranque sin llave, que es exclusivo del primero de ellos. El precio del Audi A6 3.2 FSI quattro con caja de cambios manual es de 48.740 euros, con impuestos incluidos.

Por último, una importante novedad completa la oferta del A6 en motores diesel, con una mecánica de excelente rendimiento que ya utilizan otros coches de la marca Audi: el motor 2.0 TDI de 140 caballos de potencia. Ésta va a ser la versión básica de gasóleo en los Audi A6 y tendrá un peso muy importante en las ventas, gracias a su atractivo precio. El A6 2.0 TDI costará 35.640 euros, con impuestos incluidos.

La relación calidad–precio–rendimiento está asegurada y va a situar al nu evo A6 en una posición muy favorable con respecto a su competencia más directa. Algunas cifras que corroboran las buenas prestaciones de esta mecánica son, por ejemplo, su aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 10,3 segundos, con un consumo medio de combustible de 6,0 l/100 km.

El equipamiento de serie en está versión diésel es prácticamente idéntico al del A6 2.4 de gasolina, con la única diferencia de un volante de cuatro radios en cuero sin el sistema multifuncional incorporado, y un ordenador de abordo sin sistema de autochequeo, en lugar del Sistema de Información del Conductor (FIS) que lleva el 2.4.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario