AUDI A5 CON MOTOR 1.8 TFSI DE 170 CV

La deportividad y el refinamiento del nuevo Coupé de Audi ha sido aclamada desde el momento de su presentación por la prensa y los consumidores, que han visto en el Audi A5 el renacimiento del concepto Gran Turismo en un vehículo apto para todos los días. Entre sus virtudes, el placer de conducción, el refinamiento de marcha propio de la marca y un comportamiento dinámico intachable. Y como pliego de condiciones, mecánicas potentes e innovadoras con la mejor tecnología disponible para aprovechar al máximo el carburante sin perder potencia.

Y si hasta la fecha todas esas premisas se cumplían con las mecánicas FSI y TDI, ahora la familia se completa con el innovador 1.8 TFSI de 170 CV, un motor que hace unos meses se introdujo en el A3 con excelentes resultados. Se trata de un bloque de cuatro cilindros en línea y 16 válvulas al que se ha dotado de la tecnología de inyección directa y sobrealimentación mediante un turbocompresor para lograr una cifra de potencia elevada con tan solo 1.798 cc. La presión de inyección asciende hasta los 150 bares y cuenta con inyectores de seis orificios que pulverizan el combustible y preparan la mezcla de forma óptima antes de introducirla en la cámara, con el resultado de una combustión más homogénea y eficiente con independencia del régimen de giro del motor.

Al combinar la inyección directa con un turbocompresor se obtiene una respuesta del motor mucho más lineal, y el par de 250 Nm se encuentra disponible desde 1.500 a 4.200 rpm, sin tirones ni saltos desagradables. Esta elasticidad del propulsor proporciona una conducción muy placentera, de manera que no es necesario realizar continuos cambios de marcha gracias a la buena capacidad de recuperación. La caja de cambios es manual, de 6 velocidades, perfectamente escalonada para ofrecer un buen equilibrio entre deportividad y economía de combustible.

Las prestaciones que se esperan de un Audi A5 están más que garantizadas con esta nueva motorización de acceso. Alcanza los 228 km/h y para el cronómetro en 8,4 segundos en el 0 a 100 km /h, pero además se caracteriza por sacar el máximo rendimiento a cada gota de combustible, algo que queda patente con un consumo medio homologado de 7,3 litros, una cifra cada día más cercana a los Diesel.

El equipamiento de serie del 1.8 TFSI es muy completo, y cuenta con llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 225/50, suspensión deportiva, parachoques en color de la carrocería, cristales, tapicería de tela Arcade, radio CD Concert con pantalla de 6,5 pulgadas y lector de tarjetas SD, sistema de audio con ocho altavoces, climatizador plus de tres zonas, indicador de marcha seleccionada/recomendada en el salpicadero y pomo y revestimiento del cambio en cuero.

La seguridad de los ocupantes se ha cuidado al máximo, y para ello cuenta de serie con seis airbag, cinturones delanteros con tensor pirotécnico y limitador de tensión, avisador luminoso y acústico del cinturón de seguridad, asistente de frenada SAFE, distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBV), programa electrónico de estabilización (ESP), control electrónico de tracción (ASR+EDS) y bloqueo electrónico del diferencial (EDS).

El paquete deportivo S line, compuesto por un volante de cuero de tres radios, llantas de aleación de 18″ con neumáticos 245/40, pomo del cambio en cuero perforado, emblema S line en aletas delanteras y en los umbrales de las puertas, revestimiento interior del techo en negro y costuras de asientos, volante y pomo en negro o plata, está disponible por 1.855 euros. Además hay otro paquete S line exterior que incluye parachoques delantero y trasero de diseño deportivo, faldones laterales en el color de la carrocería, perfil central parachoques delantero y difusor trasero en gris platino y emblema S line en aletas delanteras y umbrales de puertas, y cuesta 2.040 euros.

La llegada de esta nueva motorización a la gama A5 posibilitará el acercamiento de un mayor número de clientes a este bello Coupé, que ahora cuenta con un abanico de mecánicas para todos los gustos: 1.8 TFSI de 170 CV, 3.2 FSI de 265 CV y 4.2 quattro de 354 CV en gasolina, mientras que en Diesel hay dos posibilidades con el 2.7 TDI de 190 CV y el 3.0 TDI de 240 CV.

El precio de venta recomendado del 1.8 TFSI con cambio manual de seis velocidades y tracción delantera es de 36.300 euros, con lo que se sitúa como la versión de acceso a la gama A5, que hasta la fecha se ofrecía exclusivamente con motores V6. Los concesionarios ya admiten pedidos, y las primeras unidades comenzarán a entregarse a finales de diciembre.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario