ANFAC y Bosch crean el Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente

 

Casi 9 de cada 10 coches que se venden en España incorporan el ESP. Para mejorar la seguridad vial debemos renovar el parque automovilístico.

Dos de las principales instituciones que promocionan la seguridad vial y el
medio ambiente en el automóvil, ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) y el Grupo Bosch en España, se unen para crear el Barómetro de Seguridad Vial y Medio Ambiente.

El objetivo de este Barómetro es establecer una métrica mensual que permita a los medios de comunicación, clase política, Administración y sociedad, un mayor conocimiento sobre asuntos estratégicos para el automóvil como son la seguridad vial y el medio ambiente.

La presentación de este barómetro corrió a cargo del Presidente de Bosch en España, Frank Seidel y el
Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC, Mario Armero. El Presidente de Bosch declaró que “Este Acuerdo
refuerza los vínculos dentro del sector del automóvil para mostrar a todos que este sector apuesta por la seguridad y el medio ambiente.”. Mario Armero, por su parte, señaló que “Este Acuerdo entre estas dos importantes instituciones es una muestra más del compromiso del sector del automóvil con la sociedad española”.

Esta iniciativa contó con el apoyo de la dirección General de Tráfico quien en palabras de la
Subdirectora General de Análisis y Vigilancia Estadística declaró que “Iniciativas de este tipo son muy importantes a la hora de concienciar a la sociedad española de la importancia de los elementos de seguridad en los vehículos. Por ello quiero felicitar a ANFAC y a Bosch por la misma”.

Las dos Instituciones, tanto Bosch como ANFAC, han trasladado su preocupación por el envejecimiento del parque y la seguridad vial. Hace diez años se vendían en un semestre cifras próximas al millón de unidades. Estos mismos coches son los que hoy en día permanecen en el parque.

En un vehículo de hace más de diez años se duplica o incluso se triplica la posibilidad de sufrir un accidente, así como de agravarse las consecuencias del mismo, en relación con un vehículo nuevo que incorpora los últimos adelantos en materia de seguridad, como el ESP.
En esta comparecencia, el mensaje también se centró en la seguridad vial. Uno de los elementos más importante que ha jugado un papel clave en la reducción de accidentes y en conseguir una menor gravedad en las consecuencias de los mismos, es el ESP. El ESP puede evitar hasta un 80% de los accidentes por derrape y, según un Estudio de la universidad de Colonia, puede evitar hasta 4.000 muertes al año en la Unión Europea.

Según, el estudio de ANFAC RESEARCH para el Grupo Bosch, en 2011, más del 91% de los vehículos que se vendieron en España tenían disponible el ESP y se prevé que para 2013, todos los vehículos que se vendan en España ya lo lleven equipado. Según este mismo estudio, el 41% del parque automovilístico español de menos de diez años estaba equipado con ESP. Por Comunidades Autónomas, el mayor grado de disponibilidad de ESP en los coches vendidos lo tenía la Comunidad de Madrid, detectándose una menor presencia del mismo en los coches vendidos en las Islas Baleares.

Mario Armero, Vicepresidente de ANFAC declaró que “Es importante acometer políticas de rejuvenecimiento del parque para que los ciudadanos tengan a su disposición los últimos adelantos tecnológicos, como el ESP, que permitan conducir coches más seguros. Sistemas como el ESP, salvan vidas. Los ciudadanos tienen que saber, que sólo el 9% de los vehículos de más de diez años, llevan incorporados este sistema. El ESP es, quizás, después de los cinturones, el sistema de seguridad más importante en el automóvil y ha salvado muchas vidas en los últimos años”
Por su parte, el Presidente de Bosch en España, Frank Seidel, dijo: “El esfuerzo de Bosch en el ámbito de la innovación es notable y, por eso destinamos cada año más del 8% de nuestra cifra de ventas a I+D. Bosch es el primer proveedor de componentes para automoción a nivel mundial. Tenemos que intentar que las nuevas tecnologías en materia de seguridad, que salvan vidas, lleguen más rápidamente al ciudadano. El envejecimiento actual del parque en España afecta a la seguridad de los vehículos. Por eso, una renovación del parque tendría efectos tremendamente positivos en la seguridad vial y en la calidad del aire de nuestras ciudades. Y, además, es fundamental que el usuario conozca las bondades de las tecnologías de seguridad, que pueden salvar vidas.”

Esta entrada fue publicada en Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario