Alonso, Hamilton y Häkkinen: ni un solo segundo sin pasión en Mercedes-Benz

En el nuevo anuncio, Alonso y Hamilton demuestran que lo de ser piloto de carreras lo llevan en la sangre. No sólo libran interesantes luchas cara-a-cara en el circuito, sino que también rivalizan con bastante humor en la recepción del hotel, en el gimnasio y en la sauna. El anuncio de 60 segundos que se emitió el pasado sábado en las cadenas públicas y privadas de máxima difusión en Alemania, España y Gran Bretaña. En el anuncio, Mercedes-Benz quiere comunicar, que este tipo de competición y la fascinación que provoca se basa en una gran dosis de espíritu competitivo, pero también implica mucha diversión y alegría.
Norbert Haug, Jefe de Motorsport en Mercedes-Benz , opina que tanto Alonso como Hamilton son dos pilotos pasionales, ambiciosos y les gusta competir. Entre ellos hay una rivalidad sana y respetuo mutuo, lo que se ve tanto en el circuito como también quedó patente en el plató al rodar el nuevo anuncio, donde se lo pasaron en grande a pesar de las prisas que había. Mika Häkkinen , nuestro doble campeón del mundo de F1, ya es zorro viejo en esto y ha estado simpático y genial, como siempre.
“La idea procede de nuestra filosofía de marca, con una historia en la que la competición del motor tiene hondas raíces y sigue siendo una pieza fundamental de la fascinación que irradia la marca“, afirma Olaf Göttgens, Vicepresidente de Comunicación de Turismos en Mercedes-Benz. “Las carreras de coches son la pasión de Mercedes-Benz.“
En el anuncio, se ve a los dos pilotos en “la dura lucha del día-a-día“: Hamilton, actualmente 1º en la F1, gana la carrera por muy poco por delante de Alonso, 2º en la F1, y dentro del cockpit sonríe de oreja a oreja y saluda con la mano. Pero poco después, en el Mercedes-Benz C 63 AMG y el CLK 63 AMG Black Series , en un semáforo de camino al hotel, Hamilton mira un instante demás a una mujer que pasa. Alonso aprovecha ese instante y lo deja atrás. El juego se repite en la recepción del hotel, yendo y viniendo de las habitaciones y en el gimnasio, donde acaban en la sauna. Ninguno de los dos quiere ceder y aguantan a pesar del calor infernal y de su agotamiento. Y todo, para perder protagonismo en favor de un viejo profesional y experto en saunas, Mika Häkinnen. Sin embargo, no serían buenos deportistas si no fueran capaces de perder alguna vez con una sonrisa … al menos en la sauna.

Esta entrada fue publicada en Mercedes Benz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario