ALFA ROMEO EN EL 73° SALÓN INTERNACIONAL DEL AUTOMÓVIL DE PARÍS

En París los reflectores del stand Alfa Romeo apuntan al Alfa 166: el nuevo buque insignia de la casa de la Culebra se presenta en preestreno mundial al gran público. El Alfa 166 forma con el resto de la gama: 2.0. T. Spark (equipado con los artículos de la Lineaccessori), 2.4 JTD, 2.0 V6 turbo, 2.5 V6 24V y 3.0 V6 24V (este último presentado en la versión con cambio automático).
Para ayudar a los visitantes a descubrir las numerosas características innovadoras del Alfa 166, existen áreas dedicadas a la información que ilustran el coche hasta sus mínimos detalles: de la suspensión a los motores, del cambio automático electrónico Sportronic al Cruise Control.

Y además una galería a cuyos lados se encuentran algunos habitáculos seccionados: el público tiene la impresión de pasar dentro del coche, porque encuentra a su izquierda el asiento del conductor y la mitad del asiento trasero y al otro lado toda la parte derecha del habitáculo. En la parte superior se exponen las muestras de los 12 colores distintos de carrocería además de los colores de los tejidos de los tapizados. Algunos “touch-screens” permiten visualizar las numerosas combinaciones posibles. En una peana el Alfa 166 2.0 turbo muestra el nuevo color “Aurora”.

Junto al rey del stand, no podía faltar el Alfa 156, que sigue cosechando éxitos. Se recogieron más de 150 mil pedidos a finales de julio con esta berlina deportiva de Alfa y 26 premios que la prensa especializada internacional le ha concedido, sin contar con los numerosos reconocimientos por el diseño y la innovación técnica. Son embajadoras de la gama en París las dos versiones alto de gama: el 2.5 V6 24V y el 2.4 JTD.

También están en la pasarela el Alfa Gtv y Spider. Renovada recientemente, la gama de los dos modelos ofrece motores nuevos y más potentes. Los equipamientos de serie y los opcionales son aún más ricos y algunos cambios estéticos, de tapizados y carrocería destacan mejor la diferente personalidad de los dos coches.

Cierran el desfile el Alfa 145 Junior, que desde hace poco ha entrado a formar parte de la prestigiosa gama de la casa de la Culebra y el Alfa 146 1.6 T. Spark.

Muchos coches interesantes, pues, en un stand totalmente realizado con el color rojo s’mbolo de la Marca, y con superficies de aluminio y cristal, que repiten y destacan la sofisticada tecnolog’a de los coches.
Como ya es tradicional, este año se exponen en las vitrinas los artículos de la Lineaccessori. Se pueden admirar los objetos de la Marca de la Culebra y especialmente los de la línea estudiada expresamente para el Alfa 166.

Algunas estaciones de Internet están a disposición de quienes desean “navegar” por las páginas web de Alfa Romeo (WWW.ALFAROMEO.COM). Los periodistas también pueden consultar las páginas web www.fiatautopress.com que se les han reservado, donde están a su disposición noticias y fotografías de los coches, además de información exhaustiva y completa sobre la Casa.

ALFA 166
En el Salón de París, en preestreno mundial para el gran público llega el Alfa 166 y para la Marca se trata de una cita importante. No sólo porque el nuevo modelo es una gran berlina destinada a situarse en lo alto de la oferta de Alfa Romeo y a concluir la fase que entre 1994 y 1998 ha realizado la renovación de toda la gama Alfa Romeo, sino también por las características estéticas y dinámicas, por los contenidos tecnológicos y de confort que, a través de un largo y esmerado trabajo, los diseñadores de la Casa han conseguido concentrar en el Alfa 166.

Por lo tanto, se trata de un “grupo de potencia”, constituido por diferentes soluciones de acoplamiento de cambio-motor, siendo los motores de los más potentes y aprovechables que se encuentran en el mercado. Y además esquemas de suspensiones capaces de realizar un control total del coche en cualquier situación. Y como no, mucha electrónica para poder aprovechar siempre dentro de una seguridad total las grandes prestaciones de las que todas las versiones del Alfa 166 son capaces: del ABS con corrector electrónico de frenado a los sistemas antipatinaje para el control automático de la tracción

Alfa Romeo presenta en París toda la gama del Alfa 166, dando mucho espacio a los contenidos técnicos y estilísticos que hacen de él un gran buque insignia: sólido e importante pero también ágil y listo para lanzarse.

Empezando por la línea, limpia y “musculosa”, sin cromados (sólo dos manillas a ras de la carrocería) en el lateral; fluida y suave en la parte trasera, teniendo una línea ligeramente inclinada que esconde un amplio maletero. Y además la nueva parte delantera, en la que se encuentra el escudo, con unas dimensiones reducidas y de aspecto elegante.

También es amplia la gama de colores. Hay 12, entre los cuales, dos tonos pastel, ocho metalizados y dos con efecto iridiscente, debido a un uso especial de las pinturas nacaradas: el ya clásico “Nuvola” y el nuevo “Aurora”.

Éstos son los elementos estéticos que los hombres del Centro Stile Alfa Romeo definen “belleza necesaria”, fundidos sabiamente con la “belleza interior”, es decir el sistema mecánico y electrónico de los cinco propulsores. El resultado es una gran berlina no sólo por dimensiones sino también por potencia y carácter.

Lo demuestran los motores. Caracterizados por un excelente nivel de potencia y de par, que se destacan por tecnología, prestaciones, fiabilidad y compatibilidad ambiental. Flexibles y fluidos los cuatro de gasolina (el 2.0 T. Spark 16V de 155 CV-114 kW; el 2.0 V6 turbo de 205 CV-151 kW, el 2.5 y el 3.0 V6 24V de 190 CV-140 kW y de 226 CV-166 kW respectivamente) y el más moderno propulsor diesel del mercado: el 2.4 JTD de 136 CV-100 kW, con sistema de inyección directa Unijet (con “Common Rail”).

El 2.0 Twin Spark es el típico doble árbol Alfa Romeo, utilizado en la versión más moderna con culata multiválvulas, variador de fase, doble encendido y colector de admisión de geometría variable para optimizar el par, y por tanto la facilidad de conducir incluso a un bajo número de revoluciones. El 2.0 V6 turbo combina la potencia del turbo con el uso agradable de los 6 cilindros: un binomio único en su categoría. Por último, el 2.5 y el 3.0 V6 24V que expresan valores de potencia y de par totalmente excelentes en su clase.

El 2.4 JTD ofrece prestaciones importantes, altos valores de par de los que ya puede disponerse a un bajo número de revoluciones y una marcha sumamente flexible, gracias al innovador sistema de inyección directa Unijet con Common Rail y a la turbina de geometría variable.

También son modernos y fiables los cambios del Alfa 166. El manual es silencioso y exacto y requiere un esfuerzo de inserción muy reducido. La versión de cinco marchas se aplica a los motores 2.0 Twin Spark y 2.5 V6. El cambio de seis marchas con sexta de potencia por su parte aumenta el placer de conducir y las características de deportividad del 2.0 V6 turbo, del 3.0 V6 24V y del 2.4 JTD. Para este último, también se puede elegir un cambio con sexta marcha de reposo que privilegia el confort de conducción y los bajos consumos.

Para los dos V6 atmosféricos también se ofrece el cambio automático controlado electrónicamente y la versión 3.0 V6 24V que se expone en París es de este tipo. Se trata de un dispositivo nuevo y moderno: el Sportronic autoadaptador. A la función manual secuencial (que permite elegir la marcha por parte del usuario para ofrecer un placer de conducir típicamente Alfa Romeo) añade la capacidad de adaptarse al estilo de conducción del piloto y a las condiciones del recorrido, eligiendo por sí solo las mejores estrategias de cambio de marcha en función de numerosos parámetros.

De los cambios a las suspensiones. El Alfa 166 debe una gran parte de su excelente comportamiento en carretera precisamente a éstas. Las delanteras adoptan un sistema de paralelogramo superior, evolución del que se monta en el Alfa 156, mientras las traseras son de brazos múltiples. Una combinación sofisticada, que consigue conciliar la maniobrabilidad y el confort garantizando al coche la máxima estabilidad y precisión de conducción.

Para ofrecer al piloto un dominio total del coche en todas la condiciones, el buque insignia de la Casa también aprovecha otras numerosas soluciones técnicas de vanguardia: el sistema ABS de sensores activos con repartidor electrónico de la fuerza frenante; el Anti Slip Regulation y el Traction Control System, para controlar la tracción, y además el Sport Throttle Response, que permite elegir el estilo de conducción más adecuado.

Por lo tanto, mucho confort, tecnolog’a sofisticada, motores potentes y estilo original: éstos son los principales puntos de fuerza del nuevo modelo. Pero no hay que olvidar el minucioso cuidado de los detalles, porque el nuevo buque insignia de Alfa Romeo también es un coche muy agradable “de vivir” como conductor o pasajero para viajes cortos o para viajes largos en autopista.

De hecho, el habitàculo amplio y con formas regulares permite aprovechar de forma excelente el espacio. Los asientos son deportivos, pero confortables y fàciles de regular. Asimismo, el habitàculo es sumamente còmodo y agradable gracias a un sistema moderno de climatización, a la excelente insonorización y al eficaz confort de la suspensión. A la excelente calidad de la vida a bordo también contribuye el Cruise Control que, al mantener automáticamente la velocidad de crucero seleccionada por el conductor, permite conducir totalmente relajados. Y además el Integrated Control System, un sofisticado aparato electrónico que controla el climatizador, el trip computer, el radiocassette, el equipo de alta fidelidad, el teléfono GSM y el navegador vía satélite.

Quien compra un Alfa 166 puede elegir entre tres tapizados de colores distintos, capaces de satisfacer hasta la parte de clientela más exigente de este segmento de mercado: el elegante, que se basa en los tonos cálidos del beige; el deportivo que combina el gris oscuro y el negro; el clásico en el que prepondera el gris claro. Como opcional pueden solicitarse asimismo los tapizados de piel Red Style y Blue Style. El primero se reserva para las versiones “Super” (2.0 V6 TB y 3.0 V6 24V con cambio manual) y el otro se ofrece para todas las versiones del Alfa 166.

En materia de seguridad, además de los ya habituales equipamientos que van de los dos airbags (uno de los cuales con sensor de presencia del pasajero) a los pretensores delanteros, al Fire Prevention System, el Alfa 166 ofrece faros de Xenón y airbags laterales. Sin contar con los 140.000 daNm/rad de rigidez torsional que constituyen una excelente base para un automóvil intrínsecamente seguro.

Así ha nacido una berlina capaz de dar lo mejor en muchos sectores, en la que al final la característica más destacable del coche quizá es la de un “gran equilibrio” entre confort, prestaciones, seguridad y estilo. Y para un automóvil de este segmento se trata de la dote fundamental.

ALFA 156
Los premios, los pedidos, el interés y la admiración de muchos automovilistas exigentes y acostumbrados a la confrontación: éstos son los datos principales del éxito del Alfa 156.

Son muchos los motivos de esta afirmación: la l’nea fascinante y de fuerte personalidad que recoge la herencia de muchos coches medianos deportivos que ya han entrado en la leyenda, la conducción briosa y segura y la tecnología avanzada.

El Alfa 156 ha sido el primer coche del mundo en adoptar el sistema de inyección directa “Unijet”, de tipo “common rail”, para sus motores 1.9 y 2.4 turbo Diesel. Un dispositivo que, gracias al control electrónico de la bomba y de los inyectores permite utilizar una presión de inyección muy alta, independientemente de la velocidad de rotación del motor, y suministrar cantidades mínimas de combustible en la precombustión, garantizando así una combustión más eficaz y silenciosa.

Pero no es todo. Tecnología sofisticada también en los motores de gasolina. Dos de ellos, el 1.8 y el 2.0 T. Spark 16 válvulas, tienen un sistema de admisión de geometría variable de material plástico (nylon enriquecido con fibras de vidrio), que garantiza el mejor llenado de aire de los cilindros a todos los regímenes de rotación. El 2.5 V6 24 válvulas tiene una nueva culata con cámaras de explosión rediseñadas, como los conductos de admisión y de escape, y un dispositivo de control de la mariposa que no es mecánico sino electrónico.

También se han adoptado soluciones originales para la suspensión: la delantera es de cuadrilátero y la trasera McPherson de brazos asimétricos. Gracias a esta geometría especial el Alfa 156 consigue ofrecer la máxima estabilidad y la excelente maniobrabilidad que desde siempre es una de las características esenciales de la Marca.

En el Salón de París se exponen el Alfa 156 2.5 V6 24V y el 2.4 JTD. Pero recordamos que completan la gama el 1.6. el 1.8 y el 2.0 T. Spark 16 válvulas y el 1.9 JTD.

ALFA GTV Y SPIDER
En el stand de Alfa Romeo no podían faltar el Spider y Gtv. Renovados recientemente los dos modelos ofrecen aún más confort, más carácter deportivo y más placer de conducir.

Ante todo, esto se debe a los nuevos motores. De hecho, la oferta se ha enriquecido con el 1.8 T. Spark 16V de 144 CV-106 kW, que es la evolución del que ya se ha utilizado en otros coches de la gama Alfa. Dotado de colector de admisión de geometría variable, que garantiza un caudal de aire adecuado a los cilindros a todos los regímenes de rotación, este propulsor rinde más y garantiza una respuesta más inmediata. De hecho, suministra mucho par a los bajos y medios regímenes (entre 3000 y 4500 r.p.m.) y una potencia específica excelente (82 CV/l). Sus prestaciones confirman la tradición deportiva de la Marca: 205 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos para el Alfa Spider, 210 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos para el Gtv.

También gran potencia para el 2.0 T. Spark 16V de geometría variable, que ha pasado de 150 CV-110 kW a 155 CV-114 kW. Luego también está el motor 2.0 V6 turbo de gasolina de 200 CV-147 kW que, proponiéndose ya en el Alfa Gtv, ahora también se adopta en el Spider.

Completa la gama el 3.0 V6. En la versión de 12 válvulas de 192 CV-141 kW, montada en el Alfa Spider, llega a 225 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos. El de 24 válvulas adoptado por el Alfa Gtv tiene una potencia de 220 CV-162 kW y se combina con un cambio de seis marchas, con sexta de potencia. Esta solución, junto al kit aerodinámico, da la posibilidad al Gtv de llegar a los 250 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h tan sólo en 6,7 segundos.

Novedad también para la parte estética, con cambios que tienden a destacar aún mejor el carácter diferente y la personalidad distinta del Spider y del Gtv. El diseño de los embellecedores de las ruedas, las llantas de 16″ y el terminal de escape se han diferenciado. También se ha cambiado el escudo frontal que ahora está rodeado por un perfil cromado que respeta la tradición Alfa, la moldura bajo la puerta moleteada de color negro con la inscripción Alfa Romeo en color gris aluminio y la moldura también negra entre el cubrecapota y el maletero. Se han renovado los colores exteriores al igual que los faldones, los parachoques y las molduras de protección laterales que van a juego con la carrocería.

Subiendo a bordo en seguida se notan el salpicadero retocado en la instrumentación y la consola central que se prolonga entre los asientos delanteros donde se encuentra el descansabrazos y los pequeños alojamientos portaobjetos. Completan la nueva decoración interior unos inéditos tejidos de los asientos y de los paneles y otros detalles como el pomo del cambio, las alfombras y el revestimiento del maletero que también se han retocado.

La ampliación de la gama del Alfa Gtv y del Alfa Spider ha sido la ocasión para enriquecer los equipamientos de los dos modelos. Por ejemplo, el “mediano” expuesto en París ahora ofrece de serie: asientos y paneles de tejido, pretensores de los cinturones de seguridad delanteros, airbag en el lado del conductor, elevalunas eléctricos (automático en el lado del conductor), dos retrovisores de mando eléctrico calefactados, bloqueo de las puertas centralizado, check control para el cierre de puertas y maletero. Y además: volante de tres radios con regulación en altura y en profundidad, preinstalación de la radio con antena y altavoces, dirección asistida, tercera luz de parada, corrector de la posición de los faros, luces antiniebla, antiskid, capota de tejido y llave electrónica. Se ha enriquecido aún más el equipamiento “Lujo”, que ofrece de serie los asientos y los paneles de piel “Momo”.

Por último, el automovilista más exigente puede personalizar su coche según sus gustos con muchos opcionales. En especial, en ambos modelos se ofrecen los elegantes tapizados “Blue Style” y “Red Style”. En la primera versión son azules el salpicadero, la alfombra, la alfombrilla y el cuerpo del panel de la puerta, mientras que los asientos pueden ser de piel Momo azul o blanca (en el Spider, la capota es de tejido azul). En cambio, en la versión “Red Style” el salpicadero y el panel de la puerta son de color rojo, la alfombra y la alfombrilla son negros y los asientos de piel Momo rojos o negros a elegir (para el Spider la capota es de tejido negro).

Los dos modelos montan de serie la tradicional rueda de repuesto, pero el cliente, opcionalmente y sin precio suplementario, puede disfrutar del “Tirekit” formado por un spray sellante (que permite reparar provisionalmente el neumático dañado) y por un compresor de accionamiento eléctrico para hinchar el neumático (se alimenta a través de la toma del encendedor). Con esta solución, el espacio útil del maletero aumenta 45 dm3.

ALFA 145 Y 146
Un nuevo “Junior” ha entrado hace poco en la historia de la Marca Alfa Romeo. Esta vez el que utiliza la gloriosa sigla que desde siempre es sinónimo para Alfa Romeo de automóviles con fuerte vocación deportiva, es el Alfa 145 que se presentó en abril pasado.

El Alfa 145 Junior se caracteriza por un estilo joven y agresivo destacado por las ruedas de aleación específicas de 15″ con neumáticos 195/55 y por el faldón aerodinámico con la inscripción “Junior”, que destaca el diseño de los laterales. La inscripción es del mismo color de la carrocería al igual que las manillas de las puertas y los espejos retrovisores.

También tienen garra los tapizados de tejido deportivo como en el Alfa 146 Junior. Los asientos van “marcados” con el logotipo Junior, el volante y el pomo de la palanca del cambio son de piel con costuras de color azul oscuro. El salpicadero de color gris con franja azul oscuro.

El Alfa 145 Junior ofrece un placer de conducir extraordinario, gracias a la precisión de la dirección que deriva directamente de las versiones alto de gama y a las prestaciones de su motor 1.4 T. Spark de 103 CV. Empujada por este propulsor, la nueva versión del Alfa 145 alcanza una velocidad máxima de 185 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos.

Junto al Alfa 145 Junior, el público encontrará en el Salón de Par’s también el Alfa 146 1.6 T. Spark 16V. Equipado con este motor que desarrolla una potencia de 120 CV-88 kW a 6300 r.p.m. y un par máximo de 14,7 mkg-144 Nm, el coche llega a una velocidad máxima de 197 km/h y acelera de 0 a 100 en 10,5 segundos.

Recordamos que el Alfa 146 desde mayo pasado también se ofrece con los nuevos motores 1.8 y 2.0 T. Spark con sistema de admisión de geometr’a variable. Un dispositivo que, gobernado electrínicamente por la centralita de la inyección, utiliza conductos de longitud diferente según el número de revoluciones. As’ garantiza un mejor caudal de aire a los cilindros a todos los reg’menes de rotación, aumentando el rendimiento y garantizando una respuesta más inmediata. El resultado son motores aún más potentes y elásticos respecto a los de la gama anterior. De hecho, el 1.8 T. Spark 16V desarrolla una potencia de 144 CV-106 kW a 6500 r.p.m. y un par máximo de 17,2 mkg-168,7 Nm. En cambio, para el 2.0 T. Spark 16V los valores son de 155 CV-114 kW y de 19,1 mkg-187 Nm.

Con la introducción de los nuevos motores T. Spark y con la llegada del 145 Junior, continúa el proceso de renovación que en estos últimos años ha hecho que los Alfa 145 y 146 actualicen paulatinamente los tapizados, los equipamientos de serie, la carrocería y los propulsores, para ajustarse cada vez más a las necesidades de los clientes.

LINEACCESSORI ALFA
Para personalizar los modelos de la gama Alfa Romeo existe la posibilidad de elegir entre un gran número de accesorios y objetos de la exclusiva Lineaccessori. El público del Salón podrá admirarlos en las vitrinas del stand y ver algunos montados en los coches.

El Alfa 166 2.0 T. Spark 16V gris claro que se expone en París, en realidad va equipado con accesorios que añaden al placer de conducir el placer de un coche con un carácter aún más marcado y que se ajusta más al propio estilo de vida.

Por eso, el kit da un rasgo deportivo a la carrocería sin hacer aún más pesada su línea original. Incluye faldones, “dams” delantero y trasero y queda completado con llantas de aleación que poseen un diseño exclusivo y con una geometría baja. La fuerte caracterización exterior se repite en el habitáculo en el juego de pedales deportivo, en el volante, en el pomo y en el capuchón de la palanca del cambio de piel a juego con los colores del coche.

Para el nuevo buque insignia el Centro Stile Alfa Romeo también ha concebido una l’nea de accesorios funcionales para el ocio, combinando tecnologías de vanguardia con un estudio esmerado del diseño. Por ejemplo, en el coche que se expone en París, se han montado las bolsas que se fijan bajo el capó en el maletero, de material lavable, ignífugo e impermeable. Y además los sistemas de sujección del maletero, que permiten guardar siempre todo ordenado e impiden movimientos bruscos y molestos de los equipajes pequeños.

Quien compra una gran berlina de prestigio como el Alfa 166 puede expresar su gusto también con objetos que se usan diariamente y que confirman un estilo de vida y la preferencia por la Marca. La ya amplia oferta de estos últimos, que han sido puestos a punto por el Centro Stile Alfa Romeo para el lanzamiento del Alfa 156, ahora se enriquece con ocasión de la comercialización del Alfa 166. Son propuestas que han nacido de decisiones y de estudios esmerados: ante todo de los materiales. Se va del prestigioso cronógrafo mecánico encerrado en una elegante caja de madera de peral a las actuales gafas de sol de “grilamid”, un material ligero, flexible y resistente a las diferencias de temperatura. De los jerseys, polos y bufandas de cachemir a la marroquiner’a de tejido estampado con acabados de cuero y a los chaquetones deportivos de “microteno”, una microfibra especial.
Detrás de cada objeto hay un estudio estilístico atento: por ejemplo, el pañuelo de seda es obra del pintor Sandro Chia. Detrás de cada decisión se encuentra la atención dedicada a necesidades especiales. Como las de las señoras que a partir de hoy pueden encontrar bolsos y prendas de vestir dedicadas a ellas en una Lineaccessori que hasta ayer era solamente masculina.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario