Alfa Crosswagon Q4

En el año 1992 el Alfa 155 fue el encargado de presentar el nuevo concepto de la “deportividad” según Alfa Romeo, resumido en la sigla Q4. Hoy la misma gloriosa sigla vuelve a los nuevos Alfa Crosswagon Q4 y Alfa Sportwagon Q4, los modelos que marcan el retorno del Alfa Romeo al mundo de los automóviles de cuatro ruedas motrices. Los dos automóviles proponen por primera vez una transmisión permanente de 4 ruedas motrices, con tres diferenciales, con un reparto prioritario del par en el eje trasero. Continúa la capacidad de la Marca para anticiparse a los tiempos y a las tendencias, superando con los nuevos Crosswagon Q4 y Sportwagon Q4 las actuales interpretaciones de automóviles “todoterreno” y expresando el concepto de “deportividad elegante” de manera totalmente nueva y única en su género.

Alfa Crosswagon Q4

Diseñado en el Centro Stile de Arese, el modelo ofrece la inconfundible línea Alfa Romeo caracterizada por elementos que expresan una fuerte idea de “versatilidad”. De hecho, el nuevo automóvil combina el rendimiento propio de “todoterreno” de un SUV (Sport Utility Vehicle) con el placer de conducción y las características de handling de un deportivo Alfa Romeo, ofreciendo, al mismo tiempo, un habitáculo versátil y funcional digno de Station Wagon.
Sobriedad, líneas armónicas y solidez: estas son las palabras clave con las que se expresa el estilo del Alfa Crosswagon Q4. Con una longitud de 444 cm, una anchura de 176 cm, una altura de 149 cm y una batalla de 259 cm; el nuevo automóvil se caracteriza por una mayor versatilidad (mayor altura desde el suelo, mejora del ángulo de ataque y del ángulo de salida, así como neumáticos específicos All Seasons), una fuerte personalidad estética, una gran seguridad y robustez, un excelente confort en cualquier condición de uso. Gracias a estas características, el nuevo modelo es adecuado tanto para la circulación urbana como por caminos de tierra. Todo ello conservando la deportividad, elegancia y pureza de la línea: los rasgos distintivos de todos los Alfa Romeo.
En particular, contribuyen al aspecto de “todoterreno” del Crosswagon Q4 las protecciones de acero bajo las puertas, los paragolpes delantero y trasero específicos con embellecedores de acero, la original rejilla del paragolpes, las barras portaobjetos y las aletas anchas. En resumen, el Crosswagon Q4 nace para superar cualquier situación de carretera, sin ceder nunca a compromisos. Como también demuestra la geometría casi 6,5 centímetros más alta y los neumáticos 225/55 R17 All Seasons con compuesto y banda de rodadura específicos. Asimismo, los neumáticos han sido diseñados para garantizar un gran confort en condiciones de marcha normales con una elevada adherencia y una conducción segura en carreteras nevadas, de tierra, irregulares, con barro o en firmes en mal estado.
Además, en su interior, el nuevo modelo ofrece un cuadro de instrumentos de diseño inédito, una brújula incorporada en el espejo retrovisor, alfombras y alfombrillas específicas, un nuevo revestimiento elegante y de alta tecnología para el salpicadero y un tratamiento inédito para la consola central y los embellecedores en el volante. Bajo pedido, un ambiente interior de piel “Plena Flor” de elevada calidad para asientos, salpicadero y paneles. Sin contar que el modelo ofrece cinco plazas reales que aseguran el espacio ideal tanto para viajes largos por autopista como por emocionantes caminos.
Finalmente, las versiones disponibles son tres (Progression, Distinctive y Luxury) y los colores de carrocería, nueve, de los que 4 han sido estudiados especialmente para el modelo en el Centro Stile de Arese. Con el particular tratamiento “tono sobre tono” que caracteriza todos los colores de carrocería. Hasta aquí la estética del Alfa Crosswagon Q4, pero la auténtica novedad la representa la adopción de una tracción 4×4 permanente Q4 con tres diferenciales (el central de tipo autoblocante Torsen C), que permite un reparto de la tracción de manera permanente entre las ruedas delanteras y traseras.
Se trata de un sistema innovador estudiado para ofrecer el máximo rendimiento, incluso en situaciones límite. Evolución natural de estudios, investigaciones y éxitos en el campo “integral”, el nuevo Alfa Crosswagon Q4 se presenta actualmente como un automóvil todoterreno de última generación capaz de satisfacer al cliente más exigente.
La tracción permanente ofrece el máximo de las prestaciones, ya que consigue maximizar la adherencia transversal, gracias a la reducción del esfuerzo longitudinal en cada neumático. Además, la característica “permanente” ha permitido un equilibrio óptimo entre subviraje y sobreviraje, de auténtico deportivo, capaz de ofrecer al conductor una conducción fácil y agradable, unida a la máxima seguridad activa: el subviraje se ha reducido al mínimo mientras que el sobreviraje resulta fácil de controlar ya que es reducido y progresivo.
Una curva cerrada de montaña, un firme con piedras, una recta nevada o una curva bajo una lluvia torrencial: todas éstas son situaciones límite y lugares ideales para poner a prueba la agilidad y la potencia del nuevo automóvil. De hecho, a bordo del Alfa Crosswagon Q4, el cliente – además de una conducción dinámica y deportiva en los clásicos recorridos por carretera y por autopista – podrá exigir las mismas prestaciones de agarre a la carretera y comportamiento incluso en firmes menos convencionales. Y una vez fijados estos objetivos, hoy los ingenieros y técnicos de Arese presentan un automóvil que puede definirse como “integral e innovador”. El corazón del proyecto es el sistema “Cuatro ruedas motrices Alfa Romeo Q4″ que permite un reparto dinámico de la tracción tanto en aceleración como en reducción, adaptado a la adherencia al suelo. De hecho, el diferencial central autoblocante Torsen C gestiona el par motor de la mejor manera: en aceleración, para evitar un excesivo subviraje, es capaz de enviar aproximadamente el 80% de par a las ruedas traseras, dejando así más adherencia lateral a las ruedas delanteras; por lo contrario, en sobreviraje puede transferir sólo el 40%, garantizando una mayor adherencia lateral de las ruedas traseras.
Ágil “todoterreno”, el nuevo Crosswagon Q4 declara “ser un Alfa” en todos los aspectos, por ejemplo, confirmando un control y un placer de conducción sin compromisos. Desde siempre, el confort de marcha y el comportamiento dinámico son características peculiares de los automóviles Alfa Romeo: en el caso del Crosswagon Q4 llegan a ser auténticos puntos fuertes. Adopta un esquema de las suspensiones realmente interesante: detalles actualizados, la suspensión delantera es de paralelogramo “superior”, en cambio la trasera es de tipo McPherson, con varillas transversales de longitud diferenciada. De ahí una mayor capacidad de absorción de las irregularidades del firme, típicas de un recorrido de todoterreno, gracias al retroceso longitudinal de la rueda, sin giros inducidos, y gracias al aumento del ángulo de anti-squat; dirección muy lineal y precisa, gracias al paralelogramo superior; y un gran agarre a la carretera como demuestra un elevado poder de autoalineación del automóvil, incluso al límite, alcanzado mediante un consistente giro de la rueda bajo carga lateral. El eje trasero garantiza la máxima estabilidad en las maniobras a alta velocidad y proporciona la agilidad de un auténtico Alfa Romeo en el “mixto estrecho” (carretera revirada de montaña).
Al elevado confort de marcha, el Alfa Crosswagon Q4 une el temperamento exuberante típico de un deportivo del Biscione. Es por ello que el nuevo modelo propone un grupo de potencia que permite al automóvil superar cualquier situación en la carretera: el potente 1.9 JTD 16v M-Jet de 110 kW (150 CV) se combina con un cambio manual de 6 velocidades de configuración deportiva. El propulsor es un “4 cilindros en línea” con diámetro de 82 milímetros y carrera de 90,4 mm, capaz de suministrar una potencia de 110 kW a 4000 r.p.m. y un par de 305 Nm (31 kgm) a 2000 r.p.m.
Este turbodiesel ha sido objeto de diversas intervenciones técnicas a fin de aumentar las prestaciones, el par motor a bajo régimen y la reducción del ruido y de las vibraciones. Como demuestra el sistema “Common Rail” adoptado por el 1.9 JTD 16v M-Jet que prevé dos nuevas estrategias de control automático de las regulaciones y de la proporción de gasóleo inyectado, a favor del silencio acústico y de vibraciones.
Finalmente, en el campo de la seguridad Alfa Crosswagon Q4 no tiene rival. Gracias a un sistema que asegura una frenada inmediata y progresiva, además de distancia de frenado reducida; a los discos delanteros autoventilados con un diámetro de 330 milímetros, que disponen de pinzas fijas de aluminio Brembo de cuatro pistones (38 y 42 mm); al sistema ABS de cuatro sensores activos con corrector electrónico de frenada EBD. Asimismo, el dominio absoluto en todas las condiciones, incluso en las situaciones límite, está garantizado por el VDC (Vehicle Dynamic Control), la interpretación de Alfa Romeo del ESP (Electronic Stability Program). El dispositivo de carácter deportivo no es “intrusivo” – como es digno de un auténtico Alfa – y proporciona al conductor el placer absoluto de dominar el automóvil mientras las condiciones puedan controlarse e interviene sólo poco antes de que la situación sea crítica. Parte integrante del VDC es el sistema antideslizamiento ASR (Anti Slip Regulation) que optimiza la tracción con la ayuda de los frenos y del control del motor. En caso de deslizamiento, el ASR interviene automáticamente descargando la motricidad a la rueda opuesta en términos de adherencia, consiguiendo de tal manera un efecto similar al producido por un diferencial autoblocante, tanto en el eje delantero como en el eje trasero. Si en condiciones de baja adherencia se reduce bruscamente de marcha, el sistema MSR (Motor Schleppmoment Regelung) devuelve el par al motor evitando el deslizamiento debido al bloqueo de las ruedas.
El Alfa Crosswagon Q4 estará a la venta a partir de octubre en Italia y, posteriormente, en el resto de países.

Alfa Sportwagon Q4

Un automóvil para quien, en cuestión de seguridad y placer de conducción, quiere lo máximo. Y desea mostrarlo sin el menor deseo de ostentación. Se trata del Alfa Sportwagon Q4, la nueva versión del Sportwagon capaz de ofrecer prestaciones de aceleración y velocidad superiores al Crosswagon Q4. Gracias al potente 1.9 JTD 16v M-Jet de 150 CV combinado a un cambio manual de seis velocidades de configuración deportiva, que empuja el automóvil hasta los 200 km/h de velocidad máxima y tarda 10,2 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h.
Obviamente, el Alfa Sportwagon Q4 adopta la transmisión permanente de 4 ruedas motrices, con tres diferenciales, con reparto prioritario del par hacia el eje trasero. Asimismo, la sigla “Q4” no deja lugar a dudas: el particular Sportwagon confirma su destacada vocación por el placer de una conducción con total seguridad.
El exterior del automóvil propone pocos rasgos distintivos que ofrecen todavía más fuerza al carácter deportivo del modelo: desde el particular terminal de escape a las llantas de aleación específicas de 17″x7. Los neumáticos, además, tienen perfil rebajado 205/50 R17 Pirelli Pzero rojo y aseguran cualidades decididamente deportivas y un excelente agarre a la carretera. Para terminar, la gama está formada por dos versiones: Progression y Distinctive.
Resumiendo, el Alfa Sportwagon Q4 es el automóvil ideal para aquellos que están menos interesados en una fuerte connotación de “todoterreno” y prefieren, en cambio, el placer de conducción todavía más deportivo en total seguridad. Gracias a un específico tarado de las suspensiones, a la adopción de los sistemas y de los dispositivos de seguridad más sofisticados del momento, y al sistema de tracción integral Q4 Alfa Romeo, el nuevo Sportwagon Q4 sabrá ofrecer sensaciones auténticas y devolver un auténtico placer de conducción, ofreciendo algo más: más prestaciones, más “handling” deportivo, más capacidad de frenada.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario