Alfa Brera

Deportividad y elegancia contenidas en un estilo único y exclusivo. Armonía de formas y volúmenes que, una vez unidos a la excelencia mecánica y motorística Alfa Romeo, dan vida a un automóvil bello, potente y sólido. Ésta es, en resumen, el alma del Alfa Brera, el nuevo cupé que sabrá suscitar grandes emociones y garantizar el máximo placer de conducción. Además, proyectistas y diseñadores tenían un único objetivo: combinar la línea elegante y deportiva de un automóvil excepcional con la calidad y el confort de una berlina de lujo.
Para alcanzar este resultado se partió de las excelentes premisas del fascinante prototipo Brera, diseñado por Giugiaro, que había entusiasmado a la prensa y al gran público como demuestran los prestigiosos reconocimientos internacionales: el “Best of Show”, otorgado por la revista Autoweek en el Salón de Ginebra; el “Best of Show” en la categoría Prototipos en el Concurso de elegancia de Villa d’Este; 2 premios de categoría en el Challenge Bibendum 2002, uno como “one of the most elegant in the world”; y el título de “the most fascinating car” logrado en el Super Car Rally 2002 de París a Montecarlo. Un extenso currículum que hoy hereda el nuevo Alfa Brera, que se pondrá a la venta a finales de 2005.
Diseñado por Giugiaro, el modelo se aprecia inmediatamente por la inconfundible “elegancia italiana”, un estilo absolutamente único e irrepetible que anuncia el placer de una conducción deportiva respetando plenamente de la tradición de la Marca, como demuestran algunos automóviles Alfa Romeo que, justo en esta categoría, se han convertido en hitos fundamentales en la historia de la automóvil: desde el 1900 SS hasta el Giulietta Sprint, pasando por el Alfetta y el Giulia Sprint GT.
A este estilo tan original se unen dimensiones generosas: el Alfa Brera tiene una anchura de 183 centímetros, una longitud de 441, una altura de 137 y una batalla de 252 cm, aunque el profundo ahusamiento del frontal y de la parte trasera confieren al modelo una imagen muy compacta. Sin disminuir nunca los compromisos en materia de confort y funcionalidad, como sucede a menudo en este tipo de automóviles.
Asimismo, el habitáculo del Alfa Brera asegura siempre un ambiente acogedor, luminoso y muy sofisticado, gracias a la utilización de materiales de calidad y a la adopción de soluciones innovadoras como, por ejemplo, el amplio techo de cristal fijo que aumenta la luminosidad interna y la sensación de espacio para los pasajeros, además de dar un mayor impulso a la línea del automóvil.
Además, en el centro del salpicadero del Alfa Brera se encuentran la radio integrada y todos los mandos del climatizador automático dual, realizados con un diseño refinado. Asimismo, el autorradio, que dispone de lector de CDs (bajo pedido también de lector de ficheros MP3), propone un excelente equipo de sonido Bose® estudiado y tarado en el habitáculo, formado por seis altavoces y con una potencia de 570 Watt. A este equipamiento, el Alfa Brera añade numerosos y sofisticados dispositivos y sistemas que lo convierten en el nuevo punto de referencia del segmento. Como demuestran: el VDC, los faros de xenón y los siete airbags de serie, (en el campo de la seguridad); sistema infotelemático con mandos de radio y teléfono en el volante, equipo Hi-Fi Bose® y cargador de CDs (en el campo del sonido y la infomovilidad); Cruise Control (para una conducción sin estrés); llantas de aleación de 16″, 17″ y 18″ (para una personalización estética del automóvil). Por tanto, en función de los mercados, la gama ofrece diversas posibilidades que nacen de la combinación de dos motores de gasolina de inyección directa JTS (2.2 de 185 CV y 3.2 V6 de 260 CV), dos versiones; 10 colores de carrocería; y 4 revestimientos de tejido afelpado, Alfatex®, piel y piel “plena flor” Frau®.
De la riqueza de los contenidos a la exclusiva oferta en el campo de los propulsores. De hecho, el corazón y auténtico punto fuerte de todos los modelos Alfa es el motor. Detrás de una línea cautivadora y de fuerte personalidad, el Alfa Brera propone excelentes propulsores de técnica avanzada y de prestaciones generosas: 2.2 de 185 CV y 3.2 V6 de 260 CV, ambos de gasolina de inyección directa JTS. Respetuosos con el medio ambiente (Euro 4), además, los dos propulsores se combinan con cambios manuales, de seis velocidades, caracterizados por desplazamientos reducidos, acoplamientos precisos y cargas reducidas. Por último, cabe destacar que los propulsores JTS del Alfa Brera han sido desarrollados según las especificaciones de los ingenieros de la Casa italiana y representan la interpretación Alfa Romeo del motor de gasolina con inyección directa que se traduce para el cliente en placer de conducción y elevado rendimiento. En resumen, un automóvil capaz de prestaciones excelentes pero adecuado para el uso diario en la carretera.
Además del “temperamento Alfa Romeo”, el nuevo automóvil asegura excelentes prestaciones dinámicas gracias a las suspensiones de paralelogramo superior delante y multibrazo en la parte trasera. Al elevado confort de marcha, el Alfa Brera añade un equipamiento deportivo y la tracción integral “Alfa Q4” evolucionada, de serie en la versión 3.2 JTS. Con respecto a la seguridad, el Alfa Romeo Brera dispone de los sistemas electrónicos de control del comportamiento dinámico del automóvil más sofisticados (desde la frenada a la tracción) implementados para aumentar todavía más los límites dinámicos y, por lo tanto, no intrusivos para el conductor, ganando siempre en seguridad. La actuación de estos dispositivos se ha estudiado a través de simulaciones y estrictas pruebas en pista con el objetivo de asegurar el máximo placer de conducción.
En resumen, el Alfa Brera es seguro, potente y de estilo cautivador, y marca otro paso adelante en el campo de los cupés de gama alta, un particular segmento que desde siempre ve como protagonista a Alfa Romeo. Por esto, el nuevo automóvil ha sido diseñado para obtener una calidad sin compromisos. Dicho concepto se ha perseguido durante todos los momentos del proceso de desarrollo del automóvil, empezando por la concepción del producto, pasando por innumerables pruebas a las que se ha sometido el automóvil hasta el proceso de producción. La calidad del Alfa Brera también se expresa en la elección de los preciosos materiales del habitáculo; en la puesta a punto de los motores Alfa Romeo, para obtener prestación, sonido y confort de marcha a los máximos niveles; en la optimización de las sofisticadas suspensiones. Por último, “calidad” significa también un mundo de servicios y soluciones financieras capaces de satisfacer todas las necesidades.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario