ALFA 147

Se llama Alfa 147, siguiendo la costumbre de la marca de asignar a sus automóviles un nombre que también es un número, como se hace con los proyectos técnicos. Porque, como marca la tradición, el nuevo modelo es, ante todo, un “automóvil” para disfrutar la conducción, interpretación deportiva de la técnica automovilística más refinada y avanzada actualmente disponible.

Se trata de un Alfa y esto significa: fascinante estilo de escuela italiana, gran temperamento y excelente tecnología motorística. Características a las que el nuevo automóvil añade elegantes interiores y acabados, como los de la mejor competencia del segmento, y un equipamiento completo que no sólo incluye los complementos de los automóviles de lujo, sino también sistemas telemáticos de vanguardia.

Con este nuevo modelo, que concluye la actual fase de renovación de la gama empezada en 1997 con el Alfa 156, Alfa Romeo completa la evolución de su imagen recuperando todas las características distintivas de los grandes Alfa del pasado: belleza, deportividad y prestigio.

El lanzamiento del Alfa 147 es, por tanto, un acontecimiento histórico para la marca.

En este marco, resulta más fácil entender por qué el Alfa 147 no se presenta simplemente como el automóvil que sustituye los Alfa 145 y 146, sino como algo mucho más distinto. Es decir, el modelo que se propone repetir, en la categoría de los medianos de dos volúmenes, el éxito del 156 en el segmento superior.

Resultados que, como es sabido, han vuelto a situar a Alfa Romeo entre las marcas de lujo a nivel mundial, lo que le ha permitido estabilizar las ventas con cifras superiores a los 200.000 automóviles anuales, con un aumento del 45% respecto a 1997.

Un ambicioso objetivo que, sin duda alguna, alcanzará el Alfa 147. Porque el nuevo modelo es un compacto deportivo de prestigio:

– divertido y emocionante de conducir, como les gusta a los jóvenes;

– fabricado con materiales, acabados y equipamientos que le permiten competir con los modelos más lujosos del segmento.

Sin embargo, para conseguir el éxito comercial en el segmento de los compactos de prestigio, que recientemente ha resultado ser uno de los más dinámicos del mercado, el Alfa 147 juega otra carta. Se trata de la fascinación de la alta tecnología, es decir, de características electrónicas y telemáticas de las que ningún otro automóvil del segmento puede presumir.

De hecho, el Alfa 147 es el primero de un nuevo tipo de vehículos: los automóviles hi-tech del mañana.

Por tanto, se trata de un modelo destinado, en este campo, a “crear escuela” y dedicado a aquellos conductores dinámicos e interesados por la innovación que también buscan lo mejor en un coche. Para el cliente, el Alfa 147 no sólo se mostrará como un automóvil con un precio competitivo, sino también como un vehículo valioso, en el sentido más amplio del término.

El nuevo automóvil, de 4,17 metros de longitud y 1,73 de ancho, se presenta como una solución estilística única para dos modelos, de 3 y 5 puertas, con la inconfundible personalidad de Alfa.

Frontal dominado por el gran emblema situado en sentido vertical que, junto a los dos difusores laterales de las tomas de aire forma el tradicional “tríptico” del Biscione y evoca célebres automóviles del pasado, como el 6C 2500 Villa d’Este de 1949, por ejemplo, en el amplio radio descrito alrededor de los faros por las líneas del capot.

Perfil deportivo y protector en el que la plancha domina al cristal, como es de esperar de un automóvil deportivo. Un lateral apoyado con fuerza en los paso de rueda de grandes dimensiones y bien definido con la línea de tensión que forma el gran “feeling” de familia con el Alfa 156. En el centro, como punto de equilibrio visual, la manilla delantera en aluminio. Más arriba, el conjunto de cristales laterales y del montante negro brillante, que se percibe como una única forma ovalada y recuerda la vista lateral de los deportivos por antonomasia: los coupé. Una connotación que también se aprecia en la versión de 5 puertas, ya que la manilla trasera negra se oculta en el marco de la ventanilla.

Parte trasera cuneiforme y envolvente, que evoca la sensación de un automóvil ágil y listo para partir. En el centro, la luna trasera dibuja una gran V que recuerda la misma forma del capot. Debajo, los grupos ópticos, separados y con una alineación horizontal, como en el Alfa Spider y el Gtv.

En pocas palabras, una línea suave, nítida y con el nervio justo. Un automóvil compacto y al mismo tiempo “importante” como una berlina, pero más manejable.

Bello por fuera, prestigioso por dentro, gracias a la elegancia del estilo, la ergonomía de los mandos, la calidad de los materiales y el cuidado de los acabados. El habitáculo del Alfa 147 se propone como una fascinación típicamente italiana: líneas redondeadas y formas tridimensionales, tapicerías y acolchados que dan la sensación, también táctil, del confort y del prestigio.

Como es de esperar de un Alfa Romeo, el puesto de conducción ha sido diseñado prestando especial atención a la ergonomía para garantizar al conductor una posición que le permita el mejor control del automóvil en cualquier situación. El salpicadero tiene una forma curvada que “copia” la del volante y contiene tres marcos analógicos y redondos ligeramente superpuestos. El salpicadero puede ser de uno o dos colores. En este último caso, es oscuro en la parte superior y claro en la parte inferior, donde aumenta la luminosidad y la sensación de amplitud.

El volante se adapta al diseño del ambiente interior y en los radios laterales es posible instalar los mandos para la radio, el teléfono y el Selespeed, todo sin soltar las manos del volante.

Todos los demás “objetos tecnológicos”, en cambio, se agrupan en la consola central, a mano para el acompañante, quien puede utilizarlos sin distraer la atención del conductor.

Finalmente, con el lema de la máxima funcionalidad, se encuentran los numerosos alojamientos portaobjetos, así como el maletero que resulta muy útil gracias a su forma regular y a la posibilidad de abatir, total o parcialmente, los asientos traseros. También es realmente funcional porque se puede equipar con una red para sujetar el equipaje que puede adoptar varias posiciones y que cuenta con un fondo reversible (al darle la vuelta, se convierte en un contenedor impermeable y lavable donde depositar la bolsa de la vela, los bañadores mojados, las botas de esquí, etc.).

A este resultado estilístico exterior e interior, el Alfa 147 une excelentes valores técnicos: del Cx de 0,32 a la rigidez torsional de 110.000 kgm/rad (95.000 para la versión de 5 puertas).

Para el cliente, esto significa viajar en un automóvil silencioso y sin vibraciones, así como manejable y con un excelente agarre a la carretera. A la rigidez de la carrocería, el Alfa 147 une una mecánica sofisticada: suspensión de paralelogramo superior delante y McPherson de brazos asimétricos detrás. En otras palabras, el esquema de un automóvil del segmento superior.

El resultado es un automóvil que ofrece el máximo agarre lateral, rápidas inserciones en curvas y gran eficacia y precisión en la respuesta de la dirección. Estabilidad en las maniobras a alta velocidad y agilidad en el ciclo “mixto”, gracias en parte a la relación muy directa de la dirección (basta con poco más de dos vueltas del volante para pasar de la posición de “todo a izquierdas” a “todo a derechas”.

Y es que el Alfa 147 es un compacto que ofrece el placer y la emoción de conducir un “gran” Alfa. Pero también ha sido diseñado prestando especial atención al confort. En este campo, el nuevo modelo ofrece una gama de equipamientos que lo acerca más a los buques insignia que a los modelos del segmento superior. Basta con pensar en:

– el Sound System Bose®;

– el climatizador dual con sensor de la calidad del aire (AQS) y recirculación automática;

– el Cruise Control;

– el sensor de lluvia;

– el cierre centralizado simultáneo de los cristales y el techo practicable con juntas de protección;

– los mandos al volante para la radio, el teléfono, los mandos vocales y el Selespeed.

Del confort a la mecánica. En un automóvil tecnológico y destinado a la parte alta de su segmento, no podía faltar el cambio Selespeed que tanto éxito ha obtenido entre la clientela más exigente (el 10% de los Alfa 156 vendidos en Europa adopta este dispositivo). Como ya se sabe, no se trata de un cambio automático, sino de un cambio manual con accionamiento robotizado que a la comodidad de uso del automatismo une la velocidad de accionamiento del sistema tradicional. Tanto si se adopta la tradicional barra del cambio, con movimiento “up and down” como una palanca tipo “joystick”. Si se prefieren los mandos en el volante, el Alfa 147 los incorpora detrás de la funda.

El corazón de cada Alfa Romeo es un motor brillante, generoso, de respuesta rápida y, al mismo tiempo, fácil de controlar, pues suministra la potencia de manera progresiva.

Los motores del nuevo Alfa 147 son cuatro. Tres de gasolina, todos Twin Spark de 16 válvulas: un 1.6 de 77 kW (105 CV); un 1.6 más potente de 88 kW (120 CV) y un 2.0 de 110 kW (150 CV). Éste último está disponible tanto con cambio manual como con cambio Selespeed. Y, además, un diesel tipo “Common Rail” con turbina de geometría variable: el 1.9 JTD de 81 kW (110 CV).

Se trata de cuatro propulsores diferentes con una cualidad en común: la capacidad de asegurar un excelente control de la combustión. Para el conductor, esta característica se traduce en gran elasticidad de marcha y prestaciones a la altura de la tradición de Alfa.

Cada uno, sin embargo, tiene un carácter distinto, tal y como se observa en los datos sobre las prestaciones.

1.6 Twin Spark 1.6 Twin Spark
Potencia máxima kW (CV) a r.p.m. 77 (105) 5600 88 (120) 6200
Par máximo Nm (kgm) a r.p.m. 140 (14,3) 4200 146 (14,9) 4200
Velocidad máxima (km/h) 185 195
Aceleración 0¸100 km/h (segundos) 11,3 10,6
Consumos en el ciclo mixto (l/100 km) 8,1 8,2
Emisiones CE Fase 3 CE Fase 3
2.0 Twin Spark 1.9 JTD(*)
Potencia máxima kW (CV) a r.p.m. 110 (150) 6300 81 (110) 4000
Par máximo Nm (kgm) a r.p.m. 181 (18,5) 3800 275 (28) 2000
Velocidad máxima (km/h) 208 189
Aceleración 0¸100 km/h (segundos) 9,3 10,5
Consumos en el ciclo mixto (l/100 km) 8,9 5,7
Emisiones CE Fase 3 CE Fase 3
(*) Los datos del 1.9 JTD están en curso de homologación.

Todos los propulsores del Alfa 147 montan mariposa de accionamiento electrónico (“drive by wire”) que permite obtener un mejor control de los consumos y de las emisiones.

El Alfa 147 es un automóvil bello y prestigioso, brioso y agradable de conducir, un automóvil seguro. Está equipado con todas las características agrupadas bajo el nombre de seguridad preventiva, que favorecen la atención del conductor: confort, silencio de marcha, ergonomía, eficacia de la climatización, disposición de los mandos y facilidad de lectura de los instrumentos.

También son excelentes los resultados obtenidos por el nuevo modelo en cuanto a seguridad pasiva, ya que ha superado todas las pruebas efectuadas de acuerdo con los criterios más estrictos.

El mérito se debe a la decisión de equipar al Alfa 147 con los dispositivos más modernos actualmente disponibles. Esto significa, en primer lugar, protección absoluta para los pasajeros, garantizada por seis airbags de serie: dos frontales, dos laterales y dos desplegables tipo cortina, que son igual de anchos que las ventanas y, en caso de impacto, protegen eficazmente tanto la cabeza de los pasajeros delanteros como la de los pasajeros traseros. Característica que, en el campo de la seguridad pasiva, sitúa al Alfa 147 en lo más alto del segmento y se completa con barras de protección lateral en las puertas, columna de la dirección colapsable, cinturones con pretensores y limitadores de carga y, para el asiento trasero central, tercer reposacabezas y cinturón con enrollador.

Sin embargo, es en el campo de la seguridad activa que el Alfa 147 se convierte en el nuevo punto de referencia para los coches compactos, ya que dispone de los dispositivos de control de la tracción y la frenada más sofisticados. Es decir, una serie de soluciones técnicas destinadas a garantizar el perfecto control del automóvil por parte del conductor en cualquier situación. Una concentración de tecnología (hasta ahora reservada a automóviles de los segmentos superiores) que, gracias al Alfa 147, llega hoy a este segmento del mercado.

Y, además, un sistema de frenos con discos de gran diámetro en las cuatro ruedas y un sistema ABS de lo más avanzado, con corrector electrónico de frenada EBD. También dispone de ASR, que limita el deslizamiento de las ruedas en fase de aceleración; el MSR, que regula el par frenante en ascenso y del modernísimo VDC, para controlar la estabilidad dinámica en curva. Éste último dispositivo se ha montado recientemente en el buque insignia de Alfa Romeo: el 166.

Se trata de un sofisticado sistema de carácter deportivo que deja al conductor el placer de dominar el automóvil excepto en las situaciones límite, cuando interviene para ayudarlo y controlar el vehículo.

A tanta tecnología sofisticada para el control del comportamiento dinámico del Alfa 147 corresponde un habitáculo que también es hi-tech. El nuevo Alfa dispone de CONNECT, una sofisticada gama de sistemas telemáticos que desarrollan la función de radiocassette con lector de CDs, teléfono GSM dual-band con “manos libres”, navegador vía satélite, mandos vocales, SOS para pedir asistencia médica, mecánica o información. Asimismo, permiten visualizar la información del ordenador de a bordo.

El CONNECT está situado arriba, en la parte superior de la consola central para que el conductor pueda leer la información sin apartar la vista ni la atención de la carretera, y en el centro del salpicadero para que el acompañante lo pueda utilizar fácilmente y los pasajeros traseros puedan consultar los datos sin problemas.

Para garantizar la máxima claridad y definición de las imágenes y una amplia visibilidad, la versión más completa, el “CONNECT Nav+” cuenta con una pantalla TFT en color de 5 pulgadas.

Las diferentes funciones (o módulos) que componen el CONNECT actúan de manera recíproca, lo cual permite aprovechar, durante la conducción, una serie de servicios telemáticos inéditos que hacen del nuevo modelo un automóvil único en su segmento.

Mientras se conduce un Alfa 147, es posible:

– escuchar un CD o la radio con una calidad musical excelente (como opcional, está disponible un sofisticado equipo Hi-Fi Bose® con seis canales y subwoofer activo diseñado especialmente para el Alfa 147);

– recibir información sobre las situaciones que se encontrarán por el camino (atascos, accidentes, niebla) a través de mensajes escritos (SMS/RDS);

– recibir llamadas telefónicas, pulsando un mando del volante y oyendo la voz del interlocutor a través del equipo de sonido (gracias al teléfono GSM dual-band con “manos libres”);

– llamar por teléfono, simplemente diciendo en voz alta el nombre o el número de la persona a quien se quiere llamar, y grabar una breve conversación cuando no es posible tomar nota (reconocimiento de la voz y “voice memo”);

– “anotar” breves notas, gracias al “voice memo”;

– dejar en casa los mapas de carreteras y dejarse llevar al lugar de destino con el navegador que utiliza mapas grabados en soporte CD-Rom;

– conocer con antelación la situación de hoteles, áreas de servicio, farmacias u otros servicios de utilidad;

– solucionar posibles problemas pidiendo información, consejo o ayuda a los operadores que, durante las veinticuatro horas del día, están disponibles en el Contact Centre de Targa Services;

– en caso de emergencia, pedir ayuda con solo pulsar un botón.

El programa de lanzamiento del nuevo modelo prevé, a partir de finales de octubre, la venta del Alfa 147 de 3 puertas y, posteriormente, a períodos establecidos, la de la versión de 5 puertas, la de la motorización “Common Rail” 1.9 JTD y la del 2 litros.

Gracias a la amplia gama de versiones y contenidos disponibles, la oferta del Alfa 147 es una de las más extensas y sofisticadas del segmento. Incluye cuatro motorizaciones (tres de gasolina y una diesel), dos tipos de carrocería (de 3 y 5 puertas), dos cambios (manual y Selespeed) y dos niveles de equipamiento (“Progression” y “Distinctive”).

En total, las versiones disponibles en todos los mercados son 16:

– 1.6 T. Spark de 105 CV, de 3 ó 5 puertas, disponible con el acabado “Progression” o “Distinctive”;

– 1.6 T. Spark de 120 CV, de 3 ó 5 puertas, disponible con el acabado “Progression” o “Distinctive”;

– 1.9 JTD de 110 CV, de 3 ó 5 puertas, disponible con el acabado “Progression” o “Distinctive”;

– 2.0 T. Spark de 150 CV con cambio manual, de 3 ó 5 puertas, disponible con el acabado “Distinctive”;

– 2.0 T. Spark de 150 CV con cambio robotizado “Selespeed”, de 3 y de 5 puertas, disponible con el acabado “Distinctive”.

Además, catorce colores disponibles para la carrocería (incluido el Azul Nuvola), tres ambientes interiores para toda la gama (elegante, clásico y deportivo) y una larga lista de opcionales que satisfacen todo tipo de necesidades de los clientes más exigentes de este disputado segmento. Sin olvidar la línea de accesorios, que permite adaptar el nuevo modelo a los gustos y las necesidades más personales.

Finalmente, Fiat Auto Attività Sportive ha diseñado un Alfa 147 para las competiciones en pista de la categoría Superproducción, de acuerdo con el reglamento internacional de la FIA. Este automóvil, acorde a la larga tradición de la marca en el sector deportivo, está dirigido a “Gentlemen drivers” y participará en los campeonatos nacionales de los principales países europeos, así como en la carrera internacional de las 24 Horas de Spa. Fiat Auto Attività Sportive se encargará de equipar y vender el Alfa 147 preparado para las competiciones.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario