Alfa 146 Junior: Joven con garra

Se llama Alfa Romeo 146 Junior
la última versión del afortunado modelo Alfa Romeo, comercializado estos días en toda Italia a un precio, llaves en mano, de 27.850.000 liras.
Dedicado a los jóvenes, el nuevo coche deriva del 1.4 L, del que mantiene el brioso motor Twin Spark de 16 válvulas de 103 CV.

Por su parte, es indiscutiblemente deportivo el equipamiento que incluye:

  • suspensión baja y dirección directa, derivadas de las de las versiones 1.8 L y 2.0 ti;
  • llantas de aleación de 15 pulgadas de nuevo diseño, parecido al que adopta el Gtv 3.0 V6 24v;
  • neumáticos 195/50 15 pulgadas;
  • tubo de escape de la versión 2.0 ti;
  • faldillas aerodinámicas, pintadas del color del coche y firmadas Junior (derivan de la versión 2.0 Quadrifoglio);
  • alerón trasero del 2.0 ti;
  • espejos retrovisores exteriores y manillas de las puertas también del color del coche;
  • limpialavaluneta;
  • tercera luz de parada;
  • corrector de la posición de los faros;
  • volante y pomo de la palanca del cambio forrados de piel con costuras azules;
  • tapizados de tejido específico, acabados de color azul oscuro e inscripción Junior en los asientos delanteros.

Se ofrecen seis colores: rojo Alfa, negro, rojo Proteo, gris titanio, verde trópico y azul atolón.Por último, es sumamente rica la lista de los opcionales que entre otras cosas incluye: Abs, techo practicable eléctrico y airbag.
El Alfa Romeo 146 Junior se dirige a los clientes que en un coche de cilindrada reducida buscan las máximas prestaciones del segmento C y una garra de verdadero deportivo: gran estabilidad, dirección inmediata, 187 km/h de velocidad máxima, 11,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y 33 segundos para recorrer el kilómetro con salida parada.

Dotes a las que la nueva versión añade las apreciadas características básicas del modelo, es decir el confort de una berlina compacta de cinco puertas, con una excelente habitabilidad y un amplio maletero.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario