ACUERDO DE GENERAL MOTORS PARA VENDER SAAB

Ambas partes, General Motors y Koenigsegg, han anunciado el acuerdo definitivo para el cambio de manos de la compañía sueca Saab. De esta forma, la multinacional norteamericana ya tiene acuerdos para vender sus marcas europeas Opel y Saab, y también están muy avanzados los contactos para hacerlo con las marcas norteamericanas Saturn y Hummer. Con ello, antes de finalizar el año General Motors podría haberse deshecho de cuatro de sus marcas menos rentables.

En el comunicado oficial emitido por General Motors se dice que el acuerdo alcanzado con Koenigsegg por el que se vende Saab garantiza el futuro de la marca sueca de automóviles.

Koenigsegg es un pequeño fabricante de coches artesanales de superlujo y muy deportivos. Fue fundada en el año 1994 y en el pasado año fabricó y entregó a sus clientes veinte coches. La plantilla de esta compañía, situada en la localidad de Anhelholm, al sur de Suecia, es de 45 personas.

No se trata, por ello, de una adquisición de la compañía Saab por parte de dicha empresa, sino que Koenigsegg es la cabeza de un grupo de inversores de origen nórdico que han apostado por la continuidad de la compañía Saab.

La marca Saab lleva varios años en una situación económica delicada fruto de una gama de modelos bastante anticuada, sobre todo en su parte más alta, con el 9-5 como un modelo con más de doce años de vida.

Este acuerdo entre Koenigsegg y General Motors para la venta de Saab se debería cerrar en el tercer trimestre y tras ser aceptado por los diferentes gobiernos y organismos implicados en el mismo.

El futuro de Saab, gracias a ello parece asegurado, según los datos que se han filtrado de dicho acuerdo. Además, la compañía sueca tiene preparado su futuro al menos a corto plazo. En este sentido, en el Salón de Francfort, en septiembre, está previsto que se presente oficialmente el nuevo 9-5. Sobre todo porque desde hace varios meses se han visto distintas unidades camufladas de este modelo.

Y también tiene otros modelos en preparación como el todocamino 9-4X que se inscribe en un segmento compacto de este tipo de vehículos con opciones de uso fuera del asfalto y también se ha presentado un concept de vehículo descapotable sobre la base del todocamino compacto. Un vehículo para asegurar la tradición de la marca sueca en el mundo de los vehículos descapotables.

También Saab está bien posicionada en el mercado de los vehículos más limpios, con las versiones movidas por bioalcohol de sus distintas gamas y con diversos vehículos con tecnología híbrida presentados en forma de prototipos, al menos por el momento.
Lo que sí está claro es que con la llegada de Koenigsegg a la dirección de Saab, los modelos suecos van a mantener o incluso aumentar ese carácter deportivo que les ha caracterizado desde hace años.

Esta entrada fue publicada en General Motors. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario