Abarth en el Salón Internacional de París

ImagePasaron pocos meses desde la presentación del 500 Abarth, y la sociedad Abarth & C. S.p.A. no se detiene y presenta otras novedades importantes en el escenario del Salón de París.

El adelanto mundial del Kit “esseesse” para el 500 Abarth, la versión Assetto Corse Abarth, y la nueva colección de indumentaria técnica realizada en colaboración con Basic Net (sociedad propietaria de las prestigiosas marcas Kappa, Robe di Kappa, Superga y K-way).

ImageLa atención se centra especialmente en el kit “esseesse” del 500 Abarth que nos hace revivir la gloriosa historia del Escorpión. De hecho, desde los comienzos de su actividad, Carlos Abarth concentra su actividad en la elaboración de prestaciones de los vehículos de serie. Sin embargo, es sólo a partir del encuentro entre Carlo Abarth y Vittorio Valletta (presidente de Fiat desde 1946 a 1966), que se crean las condiciones para el nacimiento del famoso kit de prestaciones. De esta manera en 1958 – año a partir del cual se puede considerar que Abarth & C. Spa es una realidad industrial sólida e internacional – se sella un importante pacto que permitirá que la sociedad Abarth & C intervenga en los chasis semi-terminados de los vehículos y diseñe para los mismos prestaciones con componentes especiales.

ImageEsta unión con una importante casa automovilística, permite que la empresa ubicada en avenida Marche, experimente y perfeccione sus intervenciones de preparación en los vehículos pequeños. En efecto, el objetivo de Carlo Abarth es el de diseñar una intervención prestacional, fácil y estandarizada, de manera que cualquier taller o preparador, o incluso el mismo cliente, pueda montarla en su vehículo.

ImageY la nueva Abarth – reafirmando su voluntad de retomar y modernizar todas las actividades que construyeron la historia de Abarth&C –propone hoy el primer kit de prestación dedicado al 500 Abarth. Y es justamente alrededor del concepto de prestación que se desarrolla todo el stand montado en París, con la presentación del kit 500 Abarth “esseesse” y de la versión Assetto Corse Abarth. De esta manera, el público masivo descubre que la potenciación de Abarth es un proceso de varios niveles que posibilita que cada uno encuentre su nivel de rendimiento: se parte del vehiculo básico, se pasa al kit específico, y finalmente se llega a la versión “assetto corse” que representa la máxima expresión de las prestaciones.

ImageOriginal y de gran impacto visual, el área de exposición se caracteriza por aquellos trazos de la filosofía del Escorpión que siempre lo han caracterizado, haciéndolo único y apreciado en todo el mundo: garra, velocidad y predisposición innata por la victoria. Es decir que en relación con los salones anteriores, se mantienen inalterados los elementos que distinguen e identifican el carácter de la marca: el rojo; la gran pasión por los motores; el tablero blanco y rojo, utilizado para señalar la llegada en las competencias “endurance” (competencias donde Abarth alcanzó los máximos resultados); y el escudo amarillo y rojo con el escorpión negro que identifica el punzante signo del zodíaco del genio de la mecánica. Además, la belleza del piso blanco brillante exalta aún más el carácter dinámico de estos elementos, mientras que los materiales y las terminaciones tienden a desaparecer para darle mayor realce al vehículo y al kit, que son los verdaderos protagonistas del stand.

ImageEl 500 Abarth y el kit “esseesse” comparten la escena parisina con otra presencia de importancia: el “500 Abarth Assetto Corse”, que confirma la convivencia de dos mundos: el mundo de las competencias automovilísticas y el de la carretera, que extraen fuerza y vigor uno del otro; y una trama: entre pasado y presente, entre elementos históricos y contemporáneos, entre tradición y tecnología, que son parte integrante de la marca. De hecho, también la tecnología encuentra un lugar dentro del stand ofreciendo espacios de interactividad tales como: el configurador de producto, que permite visualizar las distintas versiones de los vehículos y casi tocar con las manos los elementos propios de la prestación; y una serie de pantallas interactivas, que le dan vida al conocimiento del mundo Abarth, además de representar la puerta de acceso para “descubrir”, “escuchar” y “compartir” esa potenciación – es decir la capacidad de transformar un producto normal en algo excepcional – que hace de Abarth una marca única.

Por lo tanto, París representa la ocasión propicia para conocer, de manera más exhaustiva, el mundo de la prestación Abarth que ya está recaudando tantos éxitos con el kit “Assetto” y “esseesse” disponibles para el Grande Punto Abarth 1.4 Turbo T-Jet 155 CV: en pocos meses se han vendido más de 600 piezas. La red de distribución, realmente única en su género y en continuo y constante crecimiento, desempeña un rol fundamental en la obtención de estos importantes resultados. De hecho, en Europa se ha alcanzado el objetivo de los 100 concesionarios, que operan en Italia, Alemania, Reino Unido, Francia, Suiza, Austria, Países Bajos, Grecia, Bélgica, Portugal, España y Polonia. Otros tantos son los preparadores oficiales y casi 200 los talleres. Y antes de fin de año está previsto que Abarth desembarque en los mercados fuera de Europa, en primer lugar en Japón, donde se espera con ansia la llegada del Escorpión.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario