ABARTH EN EL SALÓN INTERNACIONAL DE PARÍS 2010

Continúa la historia de la fabricación con la marca del Escorpión: en primicia mundial en el Salón internacional del automóvil de París, los kit “esseesse” para Abarth Punto Evo y Abarth 500C. Ampliación de la oferta del Abarth 500 berlina con nuevos colores y equipamientos.
2010: año de éxitos comerciales y de consolidación de las actividades racing.

A Carlo Abarth le gustaba definirse como “creador de vehículos elaborados, no preparados”. No por casualidad, su primer éxito comercial se debió precisamente a un kit de preparación para el  Fiat Topolino lanzado a principios de los años cincuenta. Desde entonces, la filosofía de la marca Abarth permanece invariable: transformar objetos especiales en productos extraordinarios.
Fruto del éxito de los kits de conversiones (un Abarth 500 de cada tres se fabrica con el kit oficial), la Casa del Escorpión amplía su gama ahora presentando en primicia mundial en París el kit “esseesse” para los nuevos modelos Abarth 500C y Abarth Punto Evo. Estos kits mejoran las prestaciones, el handling y la seguridad, sin renunciar a un nivel de emisiones y consumos reducido.
En el stand estarán presentes dos vehículos “esseesse”, que representan perfectamente el espíritu de fabricación Abarth, combinando contenido y estética medida. Coherentemente con la tradición de la marca y a petición del mercado, los vehículos Abarth son una mezcla de look deportivo pero elegante y de experiencia en conducción segura pero siempre con prestaciones deportivas. El Punto Evo “esseesse” alcanza los 180 CV, con prestaciones realmente mejoradas: par máximo de 270 Nm a 3.000 r.p.m., velocidad máxima de 216 km/h, aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 7,5 segundos. El kit “esseesse” para el 500C convierte el descapotable del Escorpión en un verdadero deportivo a cielo abierto: 160 CV de potencia, par máximo de 230 Nm, velocidad máxima de 209 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 7,6 segundos.
El Abarth Punto Evo “esseesse” se presenta con carrocería Gris Campovolo, un nombre que recuerda al aeropuerto, todavía operativo, que se encuentra enfrente de la sede histórica de la empresa de la Marca en Turín. Aquí era donde un joven Karl Abarth iba a menudo a por pintura para su vehículo, el Gris Campovolo era precisamente el color que se utilizaba para los aviones. En particular, el Abarth Punto Evo expuesto, combina esta coloración especial con la banda Abarth en colores y llantas de aleación de 18’’ con diseño específico “esseesse” de color titanio.  En el interior, destacan los asientos “Abarth Corse by Sabelt” de piel negra, con un diseño marcadamente deportivo, y el navegador satélite Abarth Blue&MeTM MAP con Telemetría desarrollada con Magneti Marelli.
El Abarth 500C “esseesse” presenta en cambio una elegante librea bicolor Gris Campovolo y Gris Pista, con “liner” cromático blanco, un elemento que divide y a la vez une las dos almas del vehículo: arriba, la elegancia de un descapotable; debajo, las prestaciones altamente deportivas del kit “esseesse”. Además, el 500C “esseesse” se presenta con el original silenciador “Record Monza” (de tipo “dual mode” con contrapresión variable) que resalta el sonido del motor a más de 4.000 r.p.m. y, como en el Punto Evo, con navegador satélite Abarth Blue&MeTM MAP con Telemetría.
Dos modelos diferentes con una única alma, el alma deportiva del Escorpión que en todos estos años ha sido capaz de encender la pasión de miles de conductores con el sabor del desafío, de la velocidad y del estilo italiano. Por lo demás, como dice el reclamo publicitario, “More power to your senses”, en un vehículo Abarth, todos los sentidos se estimulan al máximo. En particular, la percepción se amplifica posteriormente con los dos kits que garantizan aún mejores prestaciones y más adrenalina al conducir: en definitiva, los kits de conversión de Abarth representan la toma de poder a los más altos niveles.
El escenario parisino ofrecerá también la oportunidad de admirar alguna de las novedades pensadas para el Abarth 500 berlina: en el stand estará presente un modelo en el nuevo color Gris Record, con los interiores en piel de color tabaco y superdeportivo con llantas de aleación de 17’’ con 5 radios diamantados con fondo antracita. Se trata de una mezcla de deportividad y estética inspirada en el legado de una marca que, una vez más, satisfará a aquellos clientes que buscan un vehículo con prestaciones y al mismo tiempo elegante.
El Salón de París es la ocasión para hacer hincapié en los dos pilares del modelo de negocio Abarth: el vehículo de carretera y el mundo de la competición. A día de hoy, ya se han vendido aproximadamente 1600 Abarth 500C y casi 1300 Abarth Punto Evo: números que respaldan la gran acogida recibida por los dos vehículos y que realmente contribuirán a los óptimos resultados registrados desde el relanzamiento de la marca hasta hoy. Desde 2007, la marca ha experimentado un crecimiento continuo, con  casi 28.000 vehículos vendidos entre los modelos Abarth Grande Punto y Abarth 500, y más de 6.000 kits esseesse destinados a los dos modelos.
Gran éxito también para el Abarth 695 “Tributo a Ferrari”, el más veloz y atractivo 500 carretera nacido de la colaboración entre la casa del Escorpión y la de Maranello, que comparten numerosos valores como la pasión por las prestaciones, el espíritu racing, el cuidado por el detalle y el estilo italiano. Comercializada a partir del pasado mes de julio, esta serie especial numerada y limitada ya ha alcanzado los más de 600 pedidos; más de la mitad procedentes de países como Reino Unido, Francia y Alemania.
Estos éxitos comerciales han sido posibles gracias a la extraordinaria red de concesionarios comerciales y preparadores oficiales, una realidad única en su género que se está ampliando a otros mercados internacionales como Israel, Rumanía, Chipre, Líbano, Finlandia y Australia.
Además, el crecimiento de la actividad deportiva del Escorpión ha sido constante en 2010, consolidando la presencia tanto en rally como en pista, en Italia y en Europa. En lo que respecta al rally, dos equipos oficiales compiten con éxito en el Campeonato italiano con el Abarth Grande Punto S2000, mientras el Abarth 500 en versión RALLY ha dado vida al Trofeo Abarth 500 Rally Selenia. Gran éxito para las actividades en asfaltao, donde a los consolidados trofeos monomarca Abarth 500 Selenia Italia y Abarth 500 Selenia Europe, se ha añadido este año el campeonato reservado a los monoplaza Fórmula Aci-Csai-Abarth con el propósito de permitir a los jóvenes pilotos brillar al volante de un monoplaza muy formativo a costes accesibles. Y en 2011, grandes espectativas para el debut del monoplaza también en Europa, con el Campeonato Europeo Fórmula Abarth.
Abarth vuelva al Salón de París con un stand de gran impacto escenográfico donde primicias mundiales y automóviles de producción actual se alternan para recalcar, una vez más, la unicidad de la marca en el panorama automovilístico mundial. La idea del proyecto que ha inspirado la realización del espacio es la simplificación: la arquitectura no utiliza una lengua para interpretar la marca, sino que es un sustrato para exaltar los valores.  Abarth es el protagonista, con todo su mundo y se expone al público puro y sencillo, en su máxima esencia. Esta elección reúne así toda la atención sobre tres nuevos Abarth, colocado en un gran espacio con tres áreas de luces; el escenario ideal que hace de fondo al vehículo y una gran pantalla con LED que representa el elemento central de la máquina escénica. Debajo del piso, en cristal se reproducen diseños técnicos de la mecánica Abarth, idealmente expuesta, visible a todos, como un tiempo sucedía en todos los vehículos con el capó trasero parcialmente elevado.

Esta entrada fue publicada en Abarth. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario