“A LA VANGUARDIA DE LA TÉCNICA” TAMBIÉN EN RECICLAJE

Todos los modelos son reciclables al 85% y recuperables al 95%

Audi lleva su lema “A la vanguardia de la técnica” hasta sus últimas consecuencias también en el campo de la protección del entorno. AUDI AG es el primer gran fabricante de automóviles, y por ahora el único, que ya cumple la exigente norma “EU Directive 2005/64/EC en la aprobación de vehículos a motor con respecto a su reutilización, reciclado y recuperación” con su actual gama de automóviles.

Esta directiva no entrará en vigor hasta mediados de 2010 para todos los vehículos nuevos. Desde entonces, los automóviles de nueva factura deberán ser reciclables en al menos el 85 por ciento y ser recuperables hasta en un 95 por ciento. Esa cota del 85 por ciento alude al grado al que los materiales reciclados son retornados al proceso de producción. Otro 10 por ciento del vehículo se utiliza para la generación de energía.

Tal y como confirman la Technische TÜV SÜD Automotive GmbH y la Agencia Federal de Registro de Vehículos a Motor, Audi ya cumple dichos requisitos. Todos los modelos que comercializa la marca de los cuatro aros ya satisfacen los exigentes estándares de la directiva en materia de reciclaje.

La protección del entorno en las fases de desarrollo y producción de vehículos resulta de una inmensa importancia para Audi. Y el reciclado es un factor clave en ello. En el preciso momento en que se inicia el proceso de desarrollo de un nuevo vehículo, el trabajo de quienes lo desarrollan pasa por asegurarse de que será recuperable al final de su vida útil. Durante el proceso de desarrollo, cada modelo es sometido a exhaustivas pruebas de reciclado y a análisis de materiales, todos ellos efectuados antes de su lanzamiento al mercado.

“Hace tiempo que identificamos la necesidad de conocer perfectamente el tipo de materiales que se emplean en la construcción de un vehículo, algo decisivo para su reciclaje”, señala Uwe Heil, responsable del Reciclado de la División de Desarrollo Técnico de Audi. “Como consecuencia del creciente volumen de datos manejados y de la complejidad de este asunto, ya en el año 2000 nos asociamos con Group Research para desarrollar una base de datos para reciclaje de vehículos. Ahora se ha convertido en toda una referencia para la industria de la automoción”, añadió Heil.

¿Qué cantidades de hierro y acero contiene el nuevo Audi A4? ¿Qué tipos de plástico se utilizan en el A3? ¿Qué componentes contienen dichos materiales? Las respuestas a preguntas de ese tipo permiten saber con certeza que un coche será recuperable en gran medida al final de su vida útil.

Para cumplir la directiva de la UE, el fabricante ha de someterse a una doble evaluación. El estudio preliminar incluye la comprobación de todos los procesos. Investiga si se han adoptado las medidas necesarias para satisfacer los requisitos.

Por ejemplo, las medidas para introducir los requisitos para el reciclaje, el respeto a las prohibiciones en la utilización de materiales pesados y si se ha comprobado la utilización de polímeros y elastómeros. El Grupo Audi, con sus operaciones productivas en AUDI AG, quattro GmbH, y AUDI HUNGARIA MOTOR Kft., fue objeto de una calificación brillante en todas las áreas en el informe.

Sólo en el caso de que los resultados de la evaluación preliminar sean positivos, la adecuada aprobación puede lograrse. El grado de reciclado de cada modelo de manera individual se establece en esa fase. La detallada base de datos generada a partir de muchos años de investigaciones de reciclado se mostró decisivamente útil.

Indica con una precisión de gramos qué materiales se utilizan en qué áreas y en qué proporciones en cada modelo de Audi. Por ejemplo, el 13,3 por ciento de uno de los nuevos Audi A4 está compuesto por aleaciones ligeras como el aluminio, los plásticos ascienden al 14,3 por ciento, el cristal al 2,2 por ciento y los polímeros procesados al 1,7 por ciento.

Esos ejemplos subrayan la precisión con la que un coche se despieza en todos sus componentes. Hablando de manera genérica, los materiales que contiene uno de los nuevos Audi A4 pueden clasificarse en nueve grupos, cada uno de los cuales puede a su vez subdividirse. El 14,3 por ciento de los plásticos comprende una gran variedad de diferentes grados de plástico. Los 3,26 Kg. de polioxixmetileno son registrados con la misma meticulosidad que los 31,28 Kg. de polipropileno.

Audi también demuestra un gran compromiso en el campo de la tecnología del reprocesado, que permite la recuperación de materiales válidos para su reutilización. El proceso “VW-SiCon” genera flujos de materiales orientados al usuario por medio de un procesado mecánico.

Utiliza métodos de aplastamiento y clasificación basados en parámetros físicos tales como densidad, forma del granulado, propiedades magnéticas, conductividad eléctrica y propiedades ópticas. El proceso “Volkswagen-SiCon” recibió el galardón “European Business Award for the Environment” de la Unión Europea en 2006.

Un principio similar es aplicable al uso de materiales reciclados. Tanto los metales ferrosos como los no ferrosos y también los plásticos se utilizan ahora en forma reciclada. Para fomentar el uso de materiales reciclados, el fabricante de Ingolstadt ha aprobado su utilización para prácticamente todos los componentes. Se vigila de manera minuciosa que no se produzcan variaciones en calidad. Ello allana el camino para un sistema efectivo de reciclaje. La ideal del ciclo de materiales se propaga tanto a las fases de diseño como a las de producción. Audi también está firmemente comprometido con la protección ambiental también fuera de las plantas de producción. Por ejemplo, desde 1999 el Grupo VW ha distribuido invitaciones de manera regular a seminarios donde se promociona el epígrafe “reciclaje y recuperación de vehículos” entre empleados, proveedores y socios para el desarrollo.

Recogida y reciclaje de vehículos en Audi

Lo que ocurre con los vehículos que han terminado su vida útil

  • Si se cumplen los requisitos legales establecidos, como por ejemplo que el vehículo esté intacto, es posible entregar el vehículo sin coste alguno al final de su vida útil en cualquiera de los más de 90 puntos de recogida de Audi.
  • Para optimizar este proceso, la base de datos IDIS proporciona una información detallada acerca de cómo manipular los vehículos de una manera idónea y respetuosa con el medio ambiente (por ejemplo, para extraer de ellos de manera segura todos sus fluidos y las baterías). También indica qué utillajes especiales pueden necesitarse.
  • Recuperación: acero, hierro, cobre, aluminio y otros materiales se reprocesan para reconvertirlos en otros valiosos materiales secundarios.
Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario