69º SALÓN DE GINEBRA: ALFA 145 Y 146

En estos últimos años, la intención de Alfa Romeo ha sido renovar toda su gama de vehículos sin olvidar las tradiciones de la marca. Estas tradiciones se han mantenido y reforzado, aprovechando sus puntos fuertes como “ventajas adicionales” que ofrecer al cliente. Éste es el camino que ha recorrido Fiat Auto para relanzar la imagen y los productos del Biscione. Un camino que ha resultado acertado, ya que en 1998 la Marca ha registrado en Europa un aumento de las ventas del 38 por ciento, frente a un crecimiento del mercado de un 7 por ciento aproximadamente.

Así han nacido las líneas limpias y fascinantes de los Alfa 145 y 146, de la moderna berlina 156 y del último Alfa 166. Y también las sofisticadas soluciones mecánicas (de las suspensiones de paralelogramo deformable al cambio secuencial y al automático autoadaptativo), los dispositivos electrónicos de vanguardia (controles electrónicos de tracción, navegadores vía satélite, controles de control de crucero, etcétera) y los motores más avanzados de entre los disponibles hoy en día.

Un buen ejemplo son los propulsores JTD de inyección directa, desarrollados por la investigación de Fiat y presentados al mundo por primera vez en los Alfa 156. Hoy día todo el mundo los reconoce como la expresión más avanzada de la técnica en motores Diesel.

En la actualidad, Alfa Romeo continúa aplicando con coherencia esta idea de desarrollo de los productos, que intenta ofrecer a sus clientes coches caracterizados por su deportividad, basada en la excelencia técnica. Por este motivo presenta los nuevos 145 y 146, equipados con el nuevo motor turbodiesel 1.9 JTD de inyección directa.

El Grupo Fiat ratifica así su estrategia, que prevé la adopción progresiva de este innovador motor en todas sus Marcas. Y, dato aún más relevante, no lo reserva sólo para los segmentos más altos del mercado, los únicos que hasta el momento disponían de éste, sino que lo hace extensivo también al segmento C. No es una casualidad que los nuevos Alfa 145 y 146, junto a los Fiat Bravo y Brava, sean los únicos coches de esta categoría que disponen de un nuevo motor desarrollado con la tecnología Common rail.

Por tanto, ambos modelos se benefician de todas las ventajas que ofrece este tipo de propulsores. Es decir, prestaciones comparables a las de un motor de gasolina y consumos muy bajos, que se han reducido a 5,7 l/100 km (recorrido combinado).

Estos resultados han sido posibles gracias a la adopción de una presión de inyección elevada e independiente de la velocidad de giro del motor, al control electrónico de la presión en cada inyector y a la inyección piloto que, al precalentar la cámara de combustión, evita el pico de presión y, en consecuencia, el ruido típico de los tradicionales motores diesel de inyección directa.

Con una potencia de 105 CV (77 kW) y un par de 26 mkg a 2000 r.p.m., el 1.9 JTD puede impulsar al Alfa 145 a una velocidad máxima de 185 km/h, y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos. También son excelentes las prestaciones del Alfa 146: 187 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h de 10,5 segundos.

El nuevo motor JTD sustituye al anterior turbodiesel de 90 CV. En cambio, permanecen invariados los motores de gasolina, que respetan plenamente las características de deportividad y seguridad propias de la Marca. Se trata de los briosos cuatro cilindros Twin Spark de 16 válvulas: el 1.4 de 103 CV (76 kW), el 1.6 de 120 CV (88 kW), el 1.8 de 144 CV (106 kW) y el 2.0 de 155 CV (114 kW).

La gama ’99

La introducción del nuevo motor turbodiesel de inyección directa Unijet no sólo ha sido una buena ocasión para enriquecer el estilo y los contenidos, sino también para reposicionar toda la gama, que en esta edición de 1999 contiene muchas novedades.

Desaparecen las dos series especiales Junior, y quien desee darle a su coche un toque más deportivo puede equiparlo con el “pack sport”, disponible como opcional para todas las versiones de Alfa 145 y Alfa 146 a partir del motor 1.4 con equipamiento Medio. Este “pack” incluye alerón trasero, llantas de aleación de 15″ -las que antes se montaban en los Junior- con neumáticos 195/55, paragolpes con perfil en el color de la carrocería y faldilla aerodinámica. Y para los interiores: asientos deportivos en tejido Blitz, volante y pomo del cambio en piel microperforada con costuras rojas y banda del salpicadero en tejido deportivo.

En cambio, quien desee acentuar las características de confort y de elegancia de su automóvil, puede elegir el “pack lujo”. Este segundo “pack” está disponible para todos los Alfa 145 y 146 con equipamiento L (no está previsto para los modelos con el puesto de conducción en la derecha), y ofrece consola central del salpicadero en “cubic” caoba, volante y pomo de la palanca del cambio en piel con costuras negras, tapicería exclusiva en terciopelo gris claro y alfombra superior del mismo color.

En consecuencia, aumentan las posibilidades de personalizar el coche, y desaparece el tópico que a menudo identifica a los cinco puertas como versiones burguesas, y a los tres puertas como versiones sólo deportivas. De hecho, gracias a los dos packs, cada cliente puede personalizar su coche según sus propios gustos.

Los equipamientos de la gama ’99 son cinco. Dos exclusivos para el Alfa 145 2.0 Quadrifoglio y Alfa 146 2.0 ti, con personalidad claramente deportiva. Y otros tres (Base, Medio y Rico) para los motores 1.4, 1.6, 1.8 y 1.9 JTD.

La oferta de los nuevos Alfa 145 y 146 se estructura de la siguiente manera:

  • Alfa 145 y 146 1.4 Twin Spark 16V (equipamiento Base);
  • Alfa 145 y 146 1.4 Twin Spark 16V L (equipamiento Medio);
  • Alfa 145 y 146 1.6 Twin Spark 16V L (equipamiento Rico);
  • Alfa 145 y 146 1.8 Twin Spark 16V L (equipamiento Rico);
  • Alfa 145 y 146 1.9 JTD (equipamiento Base);
  • Alfa 145 y 146 1.9 JTD L (equipamiento Rico);
  • Alfa 145 2.0 Twin Spark 16V Quadrifoglio (equipamiento Deportivo);
  • Alfa 146 2.0 Twin Spark 16V ti (equipamiento Deportivo).

Aumenta el equipamiento

Los Alfa 145 y 146 siempre han sido apreciados en el mercado por su línea joven y deportiva, su temperamento dinámico y brioso, así como por su manejabilidad y fiabilidad. A estas características ya bien conocidas, las versiones de la gama ’99 añaden ahora un mayor contravalor, cualidad especialmente importante para los modelos destinados a competir en uno de los segmentos más disputados del mercado europeo.

Se trata del airbag del pasajero -equipado con sensor de presencia-, de los airbags laterales y de los faros halógenos (opcionales para algunos mercados, y de serie para otros). Equipamientos importantes que se suman al airbag del conductor, al ABS (en los mercados principales), a la instalación antincendio FPS, y a las barras de protección lateral y los pretensores, ya de serie en todas las versiones.

Y se trata también de una serie de actualizaciones estéticas interiores y exteriores, que no alteran la originalidad de la línea (desde siempre uno de los puntos fuertes de la Marca), sino que hacen su imagen más actual y cautivadora.

Por ejemplo, algunos detalles se han pintado ahora en el color de la carrocería. Se trata de los parachoques, que también cambian de forma y tienen un orificio diferente de color negro para la toma de aire. Y, en las versiones “L”, también las faldillas, los retrovisores y las manillas.

Los faros antiniebla y la parrilla del radiador, que es la misma para ambos modelos, son diferentes. Asimismo, se le ha dado una mayor relevancia al logotipo Alfa, pintado en los tapacubos de las ruedas y en las llantas de aleación. En las versiones deportivas (Alfa 145 Quadrifoglio y Alfa 146 ti) se ha montado un alerón trasero, que le proporciona un mayor aplomo a alta velocidad.

Pero las novedades no terminan aquí. También se ha ampliado la gama de los colores de carrocería. Ahora el cliente puede elegir entre dieciséis colores, nueve de los cuales son totalmente nuevos. Son el Verde Artic, el Gris África y el Verde Minerva, comunes para ambos modelos. Y además: el Azul Vela, el Gris Martora y el Negro Fuego, exclusivos para el Alfa 146; y el Azul Fantasía, el Amarillo Zoe y el Azul Cosmos sólo disponibles en el Alfa 145.

Permanecen invariados el Rojo Alfa, el Rojo Proteo, el Azul Atolón, el Gris Claro y el Negro (comunes para ambos vehículos), el Azul Sirio para el Alfa 145 y el Blanco Polar para el Alfa 146 (este último también está disponible para el Alfa 145 en algunos mercados).

Los interiores de los Alfa 145 y 146 se enriquecen y son aún más funcionales. Las soluciones propuestas son diferentes en función del equipamiento seleccionado. El embellecedor central, por ejemplo, es negro en el equipamiento Base y en el Pack Sport, de color titanio en las versiones “L” y en “cubic” caoba en el Pack Lujo.

El marco de los instrumentos y las rejillas del aire ahora son cromados, así como las manillas interiores y el pulsador del freno de mano. Se han cuidado especialmente los revestimientos de los asientos, que pueden ser en tejido o terciopelo de dos colores en las versiones básicas y medias, y en piel o en tejido deportivo en las deportivas o con equipamiento Rico. Finalmente, para las versiones Quadrifoglio y ti se ha diseñado también un nuevo volante, en piel microperforada y con costuras rojas, que respeta plenamente la tradición deportiva de Alfa Romeo.

Esta entrada fue publicada en Alfa Romeo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario