500 Abarth

Apenas ha pasado un año desde su anuncio y, tal como estaba previsto en el plan de relanzamiento de la marca, la sociedad Abarth & C. S.p.A. ha cumplido con su promesa de retomar y modernizar todas las actividades que habían formado parte de su historia.
Con el fin de subrayar la autenticidad del proyecto, las actividades de la marca se han dirigido desde un principio a la modernización de todas las actividades desarrolladas en el pasado por la sociedad Abarth & C. Estas actividades son la participación directa en competiciones nacionales e internacionales, la organización de trofeos monomarcas y la preparación de vehículos para los clientes, para pasar luego a vehículos de carretera y kits de transformación, hasta llegar a los accesorios y otros complementos que reflejan el estilo de la marca. Es decir que, alrededor de la marca Abarth, ha resurgido todo un mundo que gira en torno a un núcleo de valores que han determinado su gran fortuna: innovaciones en diseño, uso de materiales de vanguardia y atención por los detalles. Y todo ello se sustenta gracias a la pasión más auténtica por el automovilismo sin olvidar el patrimonio humano y tecnológico.
Los técnicos de Abarth han hecho hincapié desde el principio en una particularidad que, desde hace más de medio siglo, distingue el mundo Abarth: transferir la experiencia del mundo de la competición al mercado de los vehículos de carretera. Por lo demás, Abarth ha sido siempre sinónimo de automóviles con garra, de desafíos, de pasión y de grandes emociones, y precisamente ha vuelto con la intención de hacer soñar de nuevo a todos los amantes del automovilismo deportivo. El pasado mes de septiembre se presentó la primera interpretación Abarth con el Grande Punto; hoy le toca el turno al recién estrenado 500 Abarth dar un paso más allá en este ambicioso proyecto de Fiat Group Automobiles.
Nos encontramos ante un proyecto con un enfoque claro y valiente, heredero del espíritu de Carlo Abarth, tanto en el diseño y en la elaboración de los nuevos modelos como en el desarrollo de todas las actividades de la marca. Y para conseguir este objetivo, Abarth se vale de la colaboración de empresas líderes en el campo de los componentes para vehículos deportivos: Brembo, BMC, Sabelt, FPT – Fiat Powertrain Technologies y Magneti Marelli entre otras. Se trata de colaboradores importantes y de renombre internacional que, a través de sus productos, garantizan el más alto nivel de prestaciones y seguridad, respetando siempre lo más esencial de la filosofía Abarth.
Pero el nuevo proyecto Abarth es, por encima de todo, una verdadera empresa, con una organización estructurada (guiada por Luca De Meo), con sede y «taller» de producción propios, con una gama de productos y una red de distribución propia y estructurada en cuatro niveles: tiendas de referencia de sus productos, concesionarios, preparadores especializados y talleres de asistencia.
La organización de esta red comercial encierra tres importantes valores de la marca: deportividad, autenticidad y relación con el cliente. Para proporcionar a los clientes una experiencia especial con los productos de la marca se ha cuidado hasta el más mínimo detalle, siguiendo un estilo único, un auténtico «concentrado» de referencias al mundo Abarth: historia, vehículos deportivos, kits de transformación, accesorios, merchandising y mundo de competición.
Las primeras cifras hablan de un crecimiento con un verdadero ritmo Abarth. En Europa existen más de 80 concesionarios que funcionan a pleno rendimiento, distribuidos entre Italia, Alemania, Reino Unido, Francia, Suiza, Austria, Países Bajos y Grecia. Antes de acabar el año está previsto completar la red con los mercados de Bélgica, Portugal, España y Polonia. De esta forma se conseguirá el objetivo de 100 concesionarios en Europa, otros tantos preparadores oficiales y alrededor de 200 talleres autorizados. Además, esta ampliación afectará también a los mercados no europeos, empezando por el Japón a partir de principios de 2009.
Nos encontramos ante una red de distribución y preparación realmente única en su género que sin duda ha contribuido al gran éxito del Grande Punto Abarth 1.4 Turbo T-Jet 155 CV. En menos de nueve meses desde su comercialización, se han vendido más de 2.000 unidades.
No hay que olvidar que el pasado mes de mayo empezó la comercialización de los dos kits de transformación Grande Punto Abarth 1.4 Turbo T-Jet 155 CV: uno denominado Assetto y el otro Esseesse (este último incluye también la modificación del motor que incrementa la potencia del vehículo hasta 180 CV). En tan sólo dos meses a partir de su comercialización, ya se han vendido más de 500 kits.
Otro dato significativo hace referencia a la edad de los clientes. Más del 60% tiene una edad inferior a los 30 años, mientras que para más del 30% de los clientes Abarth ésta es su primera toma de contacto con los productos de Fiat Group Automobiles. Todos estos datos confirman la validez del proyecto y mantienen inalterado otro valor histórico de Abarth: la posibilidad de acceder a un mundo de deportividad y competición con toda seguridad y a un precio accesible.
Hoy le toca al nuevo 500 Abarth proseguir este camino que tiene su origen en el respeto absoluto por un pasado que no se puede obviar, pero que se proyecta en el futuro con todo un mundo de victorias, estilo y símbolos que han hecho del Escorpión una auténtica leyenda que todavía hoy emociona a los apasionados del motor.

Esta entrada fue publicada en Abarth. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario