25 AÑOS DE QUATTRO®, 25 AÑOS COMUNICANDO EMOCIÓN

Calidad, innovación, creatividad… Son los ejes fundamentales de la política de comunicación de Audi, que se ha convertido ya en todo un referente en el competitivo mundo de la publicidad. En sus campañas, la marca ha apostado por ideas rompedoras y por una comunicación notoria e inteligente, que se ha materializado en numerosos premios y un importante reconocimientos a su labor creativa en los certámenes publicitarios en los que participa.

Las campañas que se han desarrollado para la tracción quattro® a lo largo de su historia son un buen ejemplo de ello. La tracción quattro® ha sido, sin duda, una de las aportaciones más importantes de Audi al sector del automóvil, una tecnología que cumple 25 años y que ha sido un elemento clave en su estrategia de comunicación.

Pero a lo largo de estos años, el mensaje ha ido variando. El primer enfoque fue claramente didáctico. Se trataba de explicar una nueva tecnología, poco habitual, de una forma simple y asequible. En el primer spot se utilizó una caja de cerillas que era empujada por un dedo, para demostrar las desventajas de la tracción delantera o trasera, frente a la tracción integral quattro®. Como complemento se realizó una campaña en prensa con un titular que lo resumía todo: “dos + dos, quattro”, en el anuncio se detallaban las ventajas de la nueva tecnología.

Una vez conocido el significado de la tracción quattro®, se podía dar un salto en comunicación y pasar a una etapa centrada en explicar el principal beneficio del producto –“Nada se agarra más en el mundo que un Audi con tracción quattro-. En base a este concepto se desarrollaron campañas muy notorias y populares, tanto para televisión como para medios gráficos –“Pegamento”, “Grapas”, “King Kong”-.

Más tarde se pasó a una nueva fase en la que se pretendía crear un vínculo emocional con el conductor –“Llevas toda la vida utilizando quattro”-. Y, en la actualidad, cuando la tecnología ya está consolidada en la mente del consumidor, se ha apelado al poderío tecnológico de la marca para separarla de sus competidores.

El resultado es el spot “El elegido”, en el que, de entre todos los números, sólo uno es el elegido para representar la tracción integral a las cuatro ruedas. Naturalmente, el elegido es quattro(r).

Un reto superado

La nieve ha supuesto un desafío para cualquier constructor de automóviles. Con la tracción quattro, Audi consiguió que dejara de ser un problema a la hora de conducir (mayor agarre, mayor seguridad), por eso utilizar la nieve como eje de comunicación resultaba un camino lógico.

Así nació un anunció legendario (1986), que todavía hoy permanece en el recuerdo de muchos conductores: un Audi 100 desafiando la rampa de un trampolín de una pista de esquí de Finlandia de 78 metros y 37,5 grados de inclinación. Una hazaña que, en enero de este año, repitió Uwe Bleck, ingeniero de Audi. En esta reedición es un Audi A6 4.2 quattro de color Atlas Grey, quien conquista el trampolín de esquí.

Esta entrada fue publicada en Audi. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario