150 años del león

ImageEl 20 de noviembre de 1958, Emile PEUGEOT registró ante notario el emblema de sumarca representando un León con o sin flecha.

Jules y Emile PEUGEOT, fundadores de la sociedad Peugeot Frères, encargaron a Julien BLAZER, orfebre y grabador de la región del Franco-Condado la realización de un logotipo que permitiera identificar los productos de la marca PEUGEOT. El León se colocó de inmediato en las sierras y en las herramientas laminadas de corte. La elección de este animal se debió a la comparación con las sierras de PEUGEOT que ya eran famosas por las mismas características que las definen en la actualidad:

– la resistencia de los dientes como los del león

– la flexibilidad de la lámina, a imitación de la flexibilidad del espinazo del león

– la rapidez de corte, a imagen de la del león cuando salta.

ImageCon el tiempo, el grafismo del León evolucionó; con un majestuoso perfil y caminando sobre una flecha, en sus inicios estaba orientado hacia la izquierda pero más adelante lo encontraremos sin flecha o, más raramente, orientado hacia la derecha. En 1882, la parte alta de la crin del León se modificó y el cuerpo aparece algo más macizo.

Convertido rápidamente en el único símbolo de marca de fábrica de PEUGEOT, el León adornó, desde 1881, además de las sierras y otras herramientas, los molinillos de café cuya producción se había iniciado en 1840, desde 1882, las bicicletas y, a partir de 1898, las motocicletas.

El origen del León

1 El León entra en la historia del automóvil

ImagePese a que el primer coche de serie, el Tipo 3, de Armand PEUGEOT es de 1891, el León sobre una flecha no adornó los coches de la marca hasta 1906. De este modo, el León acompaña a la que es una de las tres primeras marcas de automóviles del mundo casi desde su debut. En 1910, las dos entidades, PEUGEOT Frères y Armand PEUGEOT se fusionaron para convertirse en la Sociedad de Automóviles y Bicicletas PEUGEOT; las dos gamas cohabitaron hasta la Primera Guerra Mundial y el último coche de este periodo que llevaba el león en el frontal fue el BéBé León, concebido por
Ettore Bugatti y presentado en el Salón de París de octubre de 1912. Los vehículos siguientes se contentaron con llevar en la parte superior de la parrilla, el nombre de la marca en una grafía a la antigua situada dentro de un espacio ovalado que, en algunos modelos, se combinaba con otra grafía de la marca sobre el radiador, ya fuera directamente pegada en el mismo o dentro de un escudo (a partir del modelo
201). En los años 20, el León se convirtió en un símbolo que unía a los “peugeotistas” que lo utilizaron como adorno en los tapones de sus radiadores. A través de la red de distribuidores de la marca se comercializaron dos tipos de tapones de radiador con el León como protagonista, uno, rugiente, del escultor Marx y otro, presto a saltar, de Baudichon.

ImagePor su parte, las bicicletas y las motocicletas adoptaron el León sobre la flecha sobre un fondo de una rueda de radios; más tarde un León de combate vuelto hacia la derecha en los años 20 y, finalmente, el mismo pero con la marca en letras de palo en 1960. Para las herramientas y los aparatos domésticos se optó por el León sobre la flecha dentro de un escudo o, en el caso de los molinillos de café, dentro de una placa ovalada.

2 El León salta de manera definitiva al frontal de los Peugeot

ImageA partir de octubre de 1933, con el lanzamiento de la llamada “línea aerodinámica” para el global de la gama 201, 301, 601 con el primer 6 cilindros, una cabeza de León hizo su primera aparición en la parte superior de las parrillas. El 401 llegó en octubre de 1934 con motivo del Salón del Automóvil de París. La idea se retomó con la famosa línea “fuseau Sochaux” en los 402 (1935) y después en los 302 y un poco más tarde en los 202 en 1938. El 203 adoptó en 1948 un León de estilo más acerado en el capó a guisa de mascarón de proa. Un nuevo león de capó se utilizó en el 403 que se desarrolló en 1955, coche que sobrepasará el umbral simbólico de un millón de unidades. Ambos ornamentos, juzgados como peligrosos en caso de choque, desaparecieron en septiembre de 1958.

Con el 203 apareció por primera vez el León heráldico, emblema del Franco-Condado y del ducado de Montbéliard. Se instaló en el capó del maletero del 203 hasta octubre de 1952 y luego emigró al capó delantero en septiembre de 1958 hasta la descatalogación del modelo en febrero de 1960. Durante ese mismo periodo, el León heráldico figuró igualmente en todos los productos de Motocicletas PEUGEOT.

ImageEse mismo León se situaría dentro de un pequeño escudo en el centro de la parrilla de los 403 desde abril de 1955 y hasta 1966 antes de ser sustituido por un modelo de mayor tamaño estrenado por el 404, firmado Pininfarina en mayo de 1960. En los años 60, todos los modelos de la marca adoptaron este escudo.

Una nueva versión con un León (dorado o cromado) ya sin marco se estrenó por primera vez en septiembre de 1968 en el 504 antes de ser adoptado de inmediato por los 404, 204, 304 y 104.

El León adopta una pose… ¡heráldica!

3 Otra generación, el León “de alambre hueco” del 604, lanzado en septiembre de 1975
se declinaría posteriormente en los 305 (noviembre de 1977) y 505 (mayo de 1979)
antes de presentarse sobre un fondo negro en 1982 en los 205 y hasta 1993 en los
306.

ImageUna de las características del 406, lanzado en octubre de 1995 era su León de líneas más gruesas que fue rápidamente adaptado por todos los modelos de la generación “6”. Fue el precedente del León contemporáneo que, con sus formas más estilizadas y sus trazos angulosos adorna el frontal y la trasera de los coches y los scooters PEUGEOT. En el año 2000, la asociación Aventure Peugeot, para poner de manifiesto su vocación patrimonial, colocó el León en un escudo bordeado por un filete amarillo y con fondo azul, similar al que caracterizó a la marca en otros tiempos.

Peugeot Sport y los concept-cars del centro de estilo, por su parte, recuperan el león de perfil del 403 para subrayar el dinamismo y la estética de los coches que presentan.

En la actualidad, la notoriedad del León es universal y su imagen está perfectamente asociada al nombre PEUGEOT. El León se consolida con éxito

Esta entrada fue publicada en Peugeot. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario