«Los ERE han estropeado lo avanzado en la negociación colectiva»

El mundo.es

Habíamos llegado a acuerdos muy importantes sobre flexibilidad y cambios muy positivos en las relaciones laborales, pero el recurso masivo de los ERE ha estropeado esos avances», explica Ramón Górriz.

Para Górriz, la actual crisis ha tenido un efecto demoledor en los avances de la negociación colectiva logrados en los últimos años dentro de la industria del automóvil y que, por ejemplo, permitían ajustar la producción a la demanda sin medidas traumáticas, y sin incrementar los costes laborales, mediante jornadas recogidas en los convenios colectivos y que se podían aplicar o acumular para años posteriores según la actividad. Ahora, señala, las empresas han consumido esos días acumulados y han aumentado las jornadas de paro con los ERE o directamente, los han solicitado.

Aunque no todas las empresas han actuado así, y pone el caso de las plantas de PSA Peugeot Citroën, en Vigo y en Madrid, que «confirman que puede haber otra forma de relaciones laborales que se puede trasladar a otras empresas».

Górriz alerta que «hay que ser más rigurosos con los ERE temporales, vincularlos con un compromiso industrial a medio plazo y nuevos productos, para que no sean medidas coyunturales. Hay que apostar por las inversiones productivas y el compromiso de las multinacionales con las plantas españolas». Y puesto que estos expedientes suponen una importante aportación de fondos públicos, «debe haber un seguimiento de esos fondos por el Parlamento y los sindicatos, y una estrecha coordinación con las CCAA [que aprueban la mayoría de ERE] para evitar diferencias entre territorios».

En este momento, todos los fabricantes de vehículos y la mayoría de los de componentes tienen expedientes aprobados o en negociación y «se pueden presentar más», aunque estima que «la situación se estabilizará a mediados de año».

En cualquier caso, insiste en que el principal problema es la «ausencia de una política industrial, que nos permita adelantarnos a los problemas». En este sentido, el sindicato ha preparado un paquete de medidas que llevará a la mesa de negociación de la industria, que ha anunciado el presidente del Gobierno. Entre ellas, un plan integral para el automóvil y recuperar medidas como poner a cero el contador del paro para los afectados por un ERE, lo que les permitiría disponer del paro o la jubilación completa.

Asimismo, apuestan por eliminar el impuesto de matriculación para intentar recuperar la demanda y la producción de vehículos.

Górriz señala que lo más importante es «primar medidas desde una visión global, que incluyan a fabricantes de vehículos y de componentes y apoyen la modernización a través del I+D». En este sentido, los nuevos productos tienen que estar marcados por la reducción de emisiones, «algo positivo para España por nuestra experiencia en coches pequeños». En cualquier caso, «si la banca no afloja sus exigencias, cualquier medida de ayuda no tendrá efecto en la economía», concluye.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario