ª Etapa: Los dos Citroën C4 WRC en plena forma

Sébastien Loeb, su copiloto Daniel Elena y su Citroën C4 WRC han completado la primera etapa de la cuarta prueba de la temporada 2007 – el Rallye de México – ocupando la primera posición de la general. Sus compañeros Dani Sordo y Marc Martí les siguen en el cuarto puesto.

Una vez más, el Rallye de México supone para los participantes del Campeonato del Mundo el primer contacto con la tierra, la superficie que más se repite a lo largo de la temporada (en 9 pruebas de 16) y la que se espera puede ser decisiva en el desenlace del Mundial. En Citroën Sport estaban impacientes por ver si el nuevo C4 WRC repetiría en competición el buen rendimiento que había mostrado en las pruebas. “El C4 es un coche totalmente nuevo,” recordaba Guy Fréquelin antes de la salida, “y el Rallye de México es la primera prueba sobre tierra. Naturalmente estamos muy interesados en comprobar cómo responde el coche aquí.”

El debut del coche sobre este tipo de terreno se complicaba por las particularidades de la prueba norteamericana y por las ocho especiales de esta primera etapa, que les ofrecían a los pilotos un buen repertorio de las dificultades típicas de esta prueba: temperaturas elevadas (entre 25 y 35°C), unas condiciones duras para los neumáticos y, por encima de todo, la elevada altitud y la consecuente menor densidad del aire. El recorrido de hoy ha llegado a una altitud máxima de 2.700 metros (Ortega, ES2/5) y en esas condiciones los frenos están menos refrigerados y los motores pierden potencia. Sin embargo, el C4 y las dos tripulaciones de Citroën Sport se han manejado bien en esta situación.

“No habrá tregua, todo el mundo irá al ataque desde la salida,” predecía Daniel

Elena antes de tomar la salida esta mañana, y estaba en lo cierto. El primer bucle de especiales ya les permitía a la pareja Campeona del Mundo comprobar que el trabajo de todo el equipo Citroën Sport para este rallye se había hecho en la dirección correcta. “El C4 es competitivo y mis sensaciones han sido positivas inmediatamente,” explicaba Seb en la asistencia de mediodía en León. “Todavía faltan algunos ajustes, pero el coche tiene un gran potencian en tierra. Ha sido una pena que haya recibido una pedrada lanzada por un espectador en la ES2. Ha sido una acción estúpida.” Entretanto, Dani Sordo confirmaba el buen rendimiento del coche que ya avanzaba su compañero. “Es magnífico volver a este tipo de terreno en el que me siento con mucha más confianza. Al igual que Sébastien, me he encontrado con algo de gravilla cuando empezábamos las especiales, pero en general estoy contento de cómo ha ido la mañana porque estamos por delante de nuestros principales rivales.”

El bucle de la tarde – una repetición de las especiales de la mañana, más dos pasadas a la súper especial – volvía a ser positivo para el dúo de Citroën. Sébastien lograba el primer mejor tiempo sobre tierra para el C4 WRC en la especial de Alfaro (ES4) y, en el inicio de la ES6, el tres veces Campeón del Mundo ya estaba a tan solo 2,1 segundos del líder, que finalmente abandonaba en ese tramo y dejaba a Loeb como primer clasificado de la general. “Las cosas han estado mucho más igualadas por la tarde y hemos tenido que apretar al máximo, pero estoy satisfecho con la etapa de hoy y con la competitividad del C4 WRC,” comentaba el francés.

Dani optaba por marcar un ritmo rápido, pero seguro, aunque un incidente le costaba algo de tiempo en la ES5: “Alguien ha puesto intencionadamente una serie de piedras de gran tamaño en mi trayectoria, lo que ha dañado la dirección del coche y una llanta.” De todas formas, ese incidente no ha evitado que el español rindiera a un gran nivel y finalizara la etapa en cuarta posición.

Con uno de los coches del equipo en el liderato y el segundo C4 WRC en la cuarta posición de la general, apenas a unos segundos de la 2ª posición, Guy Fréquelin hacía un balance positivo de esta primera etapa. “El debut del coche en tierra ha sido esperanzador y estoy satisfecho con la actuación de nuestros dos pilotos. Todo está muy apretado todavía, y tanto Seb como Dani tendrán que apretar al máximo para marcar la diferencia aquí. Por último, aunque no por ello menos importante, debo decir que los incidentes que han afectado a varios pilotos son inadmisibles. El mundo de los rallyes ya conlleva una serie de riesgos inherentes y habría que evitar actos tan estúpidos e irresponsables como éstos.”

Esta entrada fue publicada en Citröen. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario